Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Las mejores herramientas para detectar plagio en el blog de tu marca

Las mejores herramientas para detectar plagio en el blog de tu marca

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

El plagio puede dañar la carrera de cualquier profesional, y viendo cómo ha crecido el Internet y las nuevas plataformas es muy posible que hayas sido o próximamente puedas ser víctima de este, prácticamente, delito online.

 

Internet tiene muchas ventajas, y la web demasiada información inmediata que representa un beneficio para las audiencias de hoy, que se encuentran sedientas de contenido. Pero estas enormes cantidades de información pueden ser un arma de doble filo…

 

Justo ahora, mientras estás leyendo esto, alguien le podría estar haciendo el famoso “copia y pega” a algunos de los artículos de tu blog, esos que tanto te esmeraste en hacer. Y si, por mala suerte, este sitio tiene un mayor dominio, tú quedarás como el plagiador.

 

Google no es Google porque sí, su algoritmo Panda detecta cuándo y dónde ha sido plagiado un artículo, pero no pondrá en primer lugar a aquellos blogs que escriban el artículo primero, sino el que lo haya posteado y tenga un mayor dominio.

 

Por lo tanto, debes estar atento y agregar a tu estrategia de Content Marketing el uso de herramientas para no solo detectar plagio de otros blogs al tuyo, sino para detectar plagio dentro de tus mismos posts.

 

Debes cuidar de que tus textos, además de atractivos y eficaces en Google, sean originales, por lo que debes estar al pendiente de no cometer autoplagio.

 

Existen dos tipos de este delito: plagio consciente y plagio inconsciente. El segundo se debe a que por falta de concentración estés curando contenidos de otros sitios y, sin intención, llegues a copiarlos al pie de la letra.

 

Errar es de humanos, y esto le puede pasar a cualquiera, pero las siguientes herramientas online te ahorrarán un mal rato en el futuro, evitarán que no sepas quién te está plagiando y procurarán que tus posts de blog sean auténticos para que tus leads tengan el mejor de los contenidos.

 

Grammarly

Se caracteriza principalmente por ser un corrector online de textos en inglés, así que si tu blog también tiene una versión en este idioma te vendrá como anillo al dedo.

 

Pero además, también ofrece un detector de plagio que te brinda una lista con los links de los sitios que tienen exactamente (o algo parecido) el mismo texto que tu post de blog.

 

Cuenta con una versión gratuita y con una versión pagada mucho más completa, y tiene extensión para tu navegador.

 

The Plagiarism Checker

Permite cargar textos completos o archivos en Word o PDF para analizarlos y una de sus mejores funciones es la de excluir enlaces, así podrás filtrar aún mejor tu búsqueda de plagiadores.

 

También tiene la ventaja de que te envía un correo electrónico si detecta que alguno de tus textos ha sido plagiado, lo que te podrá mantener alerta.

 

Copyscape

Solo necesitas copiar y pegar en la barra de búsqueda el enlace de tu post de blog y la herramienta te dirá cuáles sitios han copiado tu texto completo o solo trozos de este.

 

Con su versión gratuita podrás analizar hasta ocho artículos por día y con la versión paga tendrás muchos más beneficios, como la posibilidad de establecer alertas, analizar solo trozos de texto, etc.

 

Turnitin

Este se trata de un software anti plagio que sirve también para fines académicos, pero que es muy bueno también en pro de la calidad del contenido de tu blog.

 

Funciona como una especie de asistente, pues podrás dejar comentarios en tus textos y así tener una evaluación de cómo va la originalidad de tu contenido online.

 

Paper Rater

Esta es una herramienta gratis que no solo detecta si tu texto ha sido plagiado o si tú lo has plagiado sin intención, sino que también revisa la estructura gramatical y corrige los errores ortográficos.

 

Es importante que tus oraciones sean 100% originales y este recurso es ideal en ese objetivo.

 

Plagium

Con un contenido de texto menor a 500 caracteres podrás hacer búsquedas con esta herramienta gratuita, la cual funciona como Google y Yahoo!

 

Se puede usar en diferentes idiomas además del español.

 

Plagiarisma

No solo tiene un uso online, sino también como aplicación de tu escritorio que pide un registro sencillo.

 

Puedes elegir si detectar el plagio desde un archivo documento o PDF, si prefieres pegar trozos de texto o si te es más útil colocar el enlace de tu artículo de blog; su versión gratuita te permite cualquiera de estas opciones.

 

Google Académico

Para buscar si hay plagio en Google porque es el gigante de los buscadores, ¿por qué no apoyarse en el mismo Google para hacerlo?

 

Lo más sencillo es que insertes un pedazo del texto entre comillas y ¡voilá! Esta es la forma más directa y fácil de encontrar plagios que sean del contenido exacto que has hecho en tu post de blog.

 

Copyleaks

Esta plataforma de autenticación basada en la nube te permite hacer un seguimiento de cómo se está utilizando el contenido en línea en todo el Internet.

 

Su sección de negocios se dirige a editores y agencias de SEO, mientras que la sección de educación a escuelas, estudiantes y universidades.

 

Copyleaks puede escanear contenido en varios formatos de archivo y en todos los idiomas de Unicode.

 

Además, te permite usar la herramienta API para buscar contenido plagiado en todo el Internet. También ofrece una aplicación móvil junto con un complemento de MS Office, que puedes usar para verificar plagios mientras escribes un documento en MS Word.

 

PlagScan

Esta herramienta de detección de plagio, tanto para individuos como para empresas, verifica los textos en comparación con el contenido en línea, las revistas científicas y los documentos del usuario.

 

Tiene tres maneras de hacer chequeos de plagio:

 

Puedes seleccionar entre: a) pegar directamente el texto en el campo apropiado, b) importar el archivo desde la web ingresando tu URL en el área indicada o cargándolo desde un área de almacenamiento en la nube como Dropbox, Google Drive o OneDrive; c) subiendo un archivo desde tu escritorio.

 

El usuario paga bajo demanda de acuerdo a sus respectivas necesidades.

 

En conclusión, haz textos creativos y apóyate en estas herramientas para que tus audiencias obtengan la información que se merecen con un valor añadido.

 

Sin comentarios

Deja un comentario