Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Newsletters: 15 asuntos demasiado vistos

Newsletters: 15 asuntos demasiado vistos

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Hoy te proponemos una lista de los 15 peores asuntos de newsletters que debes evitar poner. Desde frases coloquiales, puntuación, incomprensiones y términos demasiado bonitos para ser verdaderos. Las bandejas de entrada de tus destinatarios se transforman en vertederos de emails basura.

 

 

1. ‘Newsletter Febrero 2016’ o ‘INFORMACIÓN’

Aquí empezamos fuerte. ¿Cómo podemos incentivar las ganas de abrir un email con asuntos de newsletters tan poco atractivos? Nos preguntamos si los responsables de marketing que utilizan este tipo de frases estaran convencidos de que sus asuntos inspiran misterio y suspense. Información, ¿de quién? ¿de qué? ¿Qué hay en este email que pueda interesarme? Sinceramente, no lo veo. Venga,  ¡a la papelera!

 

2. ‘Hola’ o ‘Buenas’

A no ser que le envíes un email a un amigo, un conocido o un vecino para decir ‘Buenas’. ¡Nunca te dirijas a un prospect o a un cliente de forma coloquial! Si tu idea es parecer cercano al destinatario, indícale simplemente su nombre al inicio del asunto o envíale algo que le interese.

 

3. « ¡Descubre nuestro producto! »

Para alcanzar el primer punto, los términos « producto », « artículo » o « novedad » son demasiado difusos. No atraerás a nadie si no intentas resultar simpático para despertar la curiosidad del lector. Así mismo, si tienes confianza en tu nuevo producto irás directamente al grano en los asuntos de newsletters.

 

4. « Nos gustaría saber tu opinión» o « Encuesta de satisfacción»

Sí… claro que quiero dar mi opinión: guárdate tu encuesta y deja de solicitar mi opinión, gracias. Francamente, ¿quién tiene tiempo suficiente para rellenar un cuestionario que jamás durará « menos de 2 minutos » ? Si tienes un cuestionario para rellenar, hazlo sobre algún tipo de concurso o con alguna recompensa. En última instancia, sé hábil y creativo pero evita la pomposidad.

 

5. « RE : » o « RV : »

Ciertamente, este pequeño truco puede hacer crecer las aberturas de algunos porcentajes pero no seas iluso. Todo el mundo lo hace. La verdad es que los destinatarios se dan cuenta del engaño muy rápidamente y entonces piensan que les has querido tomar por idiotas. ¡Y ya está! Así es como se dan de baja.

 

6. « (Prueba) Rebajas: ¡hasta un 60% sobre nuestros mejores productos! »

El error del principiante, todo un clásico. Les pasa incluso a los mejores. Si eres de los que pone la palabra (prueba) antes de los asuntos de newsletters, piensa en quitarla después. Si no lo haces, quedarás como un novato ante tus destinatarios y esto perjudicará a tu imagen además de correr el riesgo de que tu email vaya directo al correo no deseado

 

7. « TODAS LAS IDEAS PARA NUESTROS REGALOS DE SAN VALENTÍN»

¿Soy yo o todas las frases escritas en mayúsculas suenan como alguien que grita? No solamente los artículos en mayúsculas son agresivos para el destinatario sino que también pueden poner en duda sus capacidades de entrega y alertar a los filtros anti-spam. Así que no. Las mayúsculas no te ayudan en absoluto a destacar. Más bien te ayudarán a salir de las bandejas de entrada.

 

8. « ¿¿¿Necesitas ideas para tus regalos??? ¡¡¡Descubre nuestra selección!!! »

A todos los monstruos de la puntuación y a los exagerados compulsivos:lo mismo que antes. No hay necesidad de hacer « gritar » tus artículos. Si lo haces, te estarás ganando a pulso pasar directamente al spam y esa manía de querer diferenciarse elevando la voz es un poco como ganar una disputa sólo porque uno grita más fuerte que el otro. El primero que se enfade ¡pierde!

 

9. « Oferta imperdible: ¡diagnóstico 100% gratuito! Satisfacción garantizada » o « Gana dinero de forma fácil… 100% seguro »

¿Lo notas? ¡huele a mentiroso! y por eso, incluso los robots de las webs han desarrollado un desodorante. Si tengo que atreverme a esperar que tú no envíes tales correos, prefiero informarte del impacto de los términos « 100% », « gratuito », « dinero », etc. Todos estos símbolos y palabras suenan como una tentativa de fraude. Ya nadie cree en eso. Así que entregabilidad cero, ¡directamente a correo no deseado! Por otra parte, echa un vistazo a nuestra lista de spamwords para que puedas evitar los filtros anti-spam.

 

10. « hla, qtl? descubre nuestras últimas tendencias »

Quizá este post ayudará a algunos a aprender un poco más, pero un email no es un mensaje. Las frases en mayúsculas, los acentos, la puntuación, la ortografía, etc. Estas reglas de la lengua castellana se parecen (a ojos de algunos) a las novelas de Cervantes o a los poemas de Machado. Que sí, que un pequeño descuido lo puede tener cualquiera y  la escritura sms es genial para los amigos y la familia, sin embargo, es fatal para tus clientes.

11. « Atención: gracias por darnos tus coordenadas lo antes posible »

Vamos a ser un poco más indulgentes. Es posible que necesites cierta información acerca de tu cliente o prospect. Pero cuidado con lo que dices. Los términos como « atención », « información », « coordenadas », « bancarias » o « rápido » pueden asustar a tus destinatarios y hacer que te confundan con un defraudador. Sé cercano, haz que confíen en ti e identifícate cuanto antes.

 

12. « Tu paquete te espera »

Todavía hay otra técnica para persuadir a tu cliente y que abra el email creyendo que hay algún paquete esperando ser entregado. A menudo, el tipo de asunto esconde un discutible juego de palabras para justificarse. « No. En realidad puede hacerse con un regalo si realiza una compra superior a 150€ con nosotros. ¡Solicítalo ya! ¡Está a punto de salir! ». Personalmente, si a mi me intentan persuadir con asuntos de newsletters de este estilo, identifico al remitente como spam o cancelo mi suscripción inmediatamente.

 

13. « ¡Ábreme rápido! »

¡Ey! Poco a poco. Son las nueve de la mañana y acabo de abrir mi correo. No hay necesidad de correr. Además, ¿qué formas son esas de darme órdenes? Veo este tipo de anuncios demasiado a menudo y extrañamente, jamás los abro. Tampoco harán a tus destinatarios más propensos a abrir tu correo.

14.« ¿Necesitas vacaciones? Hasta un -30% en nuestra selección »

Sí. Los símbolos pueden destacar en el correo. Sin embargo, pueden ser vistos con recelo por tus destinatarios y seguramente te tomarán por un aficionado. Atención, esto no es Twitter. Un símbolo que te diferenciará del resto y destacará tu negocio… ¿por qué no? Las compañías aéreas lo hacen muy bien pero hay que hacerlo con moderación.

 

15. « ¡Has ganado! ¡Abre este correo para descubrir tu regalo! »

Es exactamente el tipo de email que parece esconder un caballo de Troya o algún virus con nombre de mitología griega. Los internautas desconfían cada vez más. Evita alertar innecesariamente a tus destinatarios con los asuntos de newsletters si no quieres provocar una reacción en cadena. Así sólo te labrarás reputación de distribuidor de virus.

Para concluir, los asuntos de newsletters deben ser lo más claros posible, estar bien redactados sin ser demasiado largos, no deben parecer una tentativa de fraude y sobretodo, deben interesar a tus destinatarios. Para ello, hay todo un trabajo de segmentación a hacer previamente para asegurarse de enviar la campaña a las personas adecuadas.

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario