Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

¿Por qué debo añadir un enlace de baja y cómo configurarlo?

¿Por qué debo añadir un enlace de baja y cómo configurarlo?

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Llega un día en la vida de cada uno de nosotros en el que entendemos que no todos quieren ser nuestros amigos, que no le caemos bien a todo el mundo y que incluso hay personas que nos odian. Después de intentarlo, aprendemos que no podemos hacer nada al respecto y lo aceptamos.

También tiene que llegar un día en el que entiendas que, por muy magnífica y supermolona que te parezca, habrá gente a la que no le guste tu empresa y nunca acabe usando tus productos o servicios – ni aunque se lo des gratis (y eso es lo peor).

De la misma forma que con esa gente que no te hacía caso, puedes intentar gustarle, pero si no funciona tienes que pasar página y dejarla ir.

 

¿Por qué debo añadir un enlace de baja a mis newsletters?

 

En toda la comunicación que mandes por correo electrónico, tienes que incluir un enlace de baja para que los destinatarios, que ya no estén interesados en recibir tus noticias y ofertas, puedan darse de baja. Y tienen que poder hacerlo de forma fácil, sin complicaciones.

Entiendo que no quieras perder destinatarios de tus campañas de email marketing, pero no puedes mantenerlos poniendo difícil el proceso para desabonarse. Al final, esto te acabará costando más caro que la pérdida de un suscriptor.

De todas formas, no te sirve mantener en tu base de datos a un contacto que no quiere seguir ahí, aunque no pongas enlace de baja para que se acabe quedando, no tiene ni tendrá la intención de comprar. Y no tienes una empresa por amor al arte…

El enlace de baja tiene que ser visible y claramente distinguible, no debe crear confusión. Si el lector no puede localizar el enlace para darse de baja en pocos segundos, es muy probable que marque tu emailing como spam.

 

Si te quieren, volverán

 

Y nadie quiere que tu newsletter sea catalogada como spam (o bueno sí: tus competidores). Para tu reputación, te conviene mucho más perder a ese suscriptor que convertirte en un spammer.

Además, esa persona seguirá recibiendo tus campañas de email marketing, solo que le llegarán a la carpeta de spam. Así que, cuando de vez en cuando vaya a correo no deseado de su buzón, verá tus bonitos emails al lado de mensajes con métodos para adelgazar y pastillas para aumentar el rendimiento masculino en el dormitorio.

Etonces incluye un enlace de baja al final de tu email sí o sí, mantendrás una buena reputación. Y quién sabe, quizás algún día vuelvan. Pero estate seguro de que no van a querer volver si aún tienen secuelas de lo difícil que era darse de baja de tus newsletters.

 

No tengas un procedimiento de baja molesto

 

Darse de baja de tu emailing no debe suponer un dolor de cabeza. La vía correcta es incluir una frase tipo “Si no quieres recibir más información de nuestra parte, haz clic aquí”, con un enlace hacia una nota que informa sobre la correcta eliminación de dicha dirección de la base de datos de tu empresa.

Puedes poner algo divertido, una foto de un cachorro triste, un dibujo de algún personaje haciendo ojitos como el gato de Shrek, una frase diciendo algo como «No queremos que te vayas» o «Sentimos decirte adiós»… Vamos, adaptarlo al branding de tu marca para conseguir al menos una sonrisa de aquellos que ya no quieran recibir tus correos.

Seguro que a ti mismo te ha pasado querer darte de baja y que, al hacer clic en el enlace, se abra una página web en la que tengas que rellenar tu dirección de correo – y ahí no acaba – luego recibes un email para confirmar la baja y tienes que volver a hacer clic para que la cosa quede clara.

Esto solo hará que la persona se lleve una mala impresión o hasta se cabree con tu negocio y no quiera saber nunca nada más de él y de lo que ofrece. Lo único que conseguirás es recomendaciones negativas y un pésimo boca a oreja. En cambio si pones una frase creativa y lo mantienes sencillo, quizás consigas que hablen bien de ti.

 

Te lo ponemos fácil

 

A parte del daño de la fama de tu negocio, no incluir un enlace de baja va en contra de la ley. Por eso, un equipo humano revisa todas las campañas creadas en Mailify antes de que éstas sean enviadas y rechazamos las que no incluyen enlace de baja.

Tanto como si escoges una plantilla predeterminada como si haces una newsletter con el editor EmailBuilder, el enlace de baja aparecerá de forma automática al final de tu email. Puedes cambiar el texto que viene por defecto y también determinar lo que sucede cuando alguien hace clic.

Cuando estés editando el texto de baja, haz clic en el icono de cadena, escoge la opción baja y ve a parámetros para configurar el enlace de baja. Si dispones de una página de confirmación de baja propia, introduce su URL en la casilla indicada. En el caso contrario, puedes utilizar un modelo predefinido de Mailify – solo eliges el tema y rellenas un email de contacto:

 

enlace de baja

Configura el enlace de baja con tu propia página web de confirmación

 

 

enlace de baja

Configura el enlace de baja con un modelo predefinido de confirmación

 

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario