Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Cómo hacer mailing con los buenos colores

Cómo hacer mailing con los buenos colores

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

¿Sabías que los colores que conforman tu logo, tu sitio web y toda tu comunicación en general, tienen un impacto que va mucho más lejos de la estética? Mailify te enseña a hacer mailing con los colores acertados.

Tu marca debe ser fácilmente identificable para tus clientes y para distinguirte de los demás competidores.

Todos los elementos visuales que componen tu imagen de marca deben servirte para transimitr perfectamente tu mensaje y destacar entre los demás. Los colores que elijas para tu identidad gráfica serán clave para conseguirlo.

Vamos a ver algunos de los mensajes que transmiten los colores y cómo utilizarlos para enviar una imagen profesional y adaptada a tus clientes.

 

El significado de los colores para hacer mailing

Son muchos los escépticos en cuanto al significado de los colores en el mundillo del marketing. Sin embargo, los colores pueden suscitar mensajes que, según distintas culturas y convenciones, se perciben de una forma muy similar.

Podemos utilizar el ejemplo de los semáforos: el color verde tiene unas connotaciones positivas que nos indican que podemos cruzar sin peligro alguno, mientras que el color rojo siempre tiene connotaciones negativas asociadas con algún tipo de peligro o precaución.

Estos significados, los podemos encontrar en cualquier parte. Por ejemplo, cualquier tipo de beneficio se suele indicar de color verde y cualquier tipo de pérdida con el color rojo. Como cuando decimos « estar en números rojos » y nuestra cuenta bancaria está en números negativos.

Hay miles de ejemplos. Y éstos últimos demuestran que los colores pueden enviar mensajes por sí solos.

En nuestro caso, hablaremos largo y tendido de los significados de los colores en marketing en la cultura occidental. En algunos países asiáticos, por ejemplo, los colores pueden tener sentidos totalmente distintos a los nuestros.

A menudo, los colores tienen doble significado. Pueden ser positivos o negativos:

 

 Aspectos positivos :

 

Rojo: energía, pasión.

Azul: confianza, seguridad, ligereza.

Verde: naturaleza, equilibrio, relajación.

Amarillo: optimismo, alegría, vitalidad, luz.

Naranja: deporte, juventud, creatividad, diversión.

Violeta: sabiduría, meditación, misterio.

Rosa: vitalidad, suavidad.

Blanco: pureza, limpieza, distinción.

Negro: lujo, poder, sobriedad.

 Aspectos negativos :

 

Rojo: agresividad, cólera, prohibición.

Azul: frialdad, distancia, tristeza.

Verde: dinero, mala suerte.

Amarillo: traición, frustración, falsedad.

Naranja: agresividad, alerta.

Violeta: bizarro, melancolía, raro.

Rosa: infantil, inmadurez.

Blanco: vacío, soledad, cansancio.

Negro: monotonía, muerte, oscuridad.

Sí, lo sabemos. El blanco y el negro no son propiamente « colores », pero los utilizamos así en webmarketing.

 

La importancia de los contrastes para hacer mailing

Conocer el significado de todos los colores puede ser súper guay, pero… ¿cómo los aplicamos dentro de nuestras comunicaciones?

Es importante escoger buenas combinaciones de colores que harán resaltar las partes a las que desees dar más valor.

Estos contrastes darán más importancia a los botones de acción, a los bloques de texto importantes o a toda aquella información que deba gozar de más atención a los ojos de tus visitantes.

Esta herramienta de Trinity Advise (en francés) te permite encontrar colores que se pueden combinar de forma fácil a partir de un círculo cromático. Selecciona tu color principal y la herramienta te proporcionará el color que se complemente mejor y de forma más eficaz en tu página web.

Lo principal es que respetes la combinación de contrastes al hacer mailing. Es justamente esto lo que hará que tu marca tenga una identidad visual.

Por contra, evita a toda costa el contraste « fondo oscuro/texto claro ». Este tipo de diseños son demasiado agresivos a los ojos de cualquier lector y ensombrecerá toda tu página web. Lo más aconsejable es llevar una tendencia que invite a la claridad con contenidos limpios.

 

Hacer mailing es una cuestión de gustos

Si bien todos los significados que hemos ido enumerando son comúnmente conocidos, al hacer mailing no puedes olvidarte de que tu identidad gráfica debe reflejar la personalidad de tu marca y debe dar con tu objetivo (por ejemplo, los hombres y mujeres no tienen por qué responder a los mismos colores, clichés a parte).

Tampoco es suficiente con escoger un color e inundar toda tu página web con ese color sólo porque te encanta lo que te transmite. Por favor, ¡no hagas eso!

Por otra parte, tienes todo el derecho del mundo a ser fan del rojo y vender productos de belleza. Tan sólo hace falta que encuentres la forma de hacer concordar tu discurso con tu elección.

Tampoco te empeñes en ser muy original si luego caes en el más absoluto gusto kitsch. Hoy en día apreciamos la simplicidad y todo el mal gusto frena bastante a los consumidores.

 

Hacer mailing con un impacto real

Puedes ser un escéptico en cuanto al impacto real de la elección de un color en marketing, pero lo cierto es que las grandes marcas juegan con el cambio de colores.

Pongámos el caso de McDonald’s. Antes de 2010 (si puedes echar la vista atrás), todos sus logos se basaban en una gran M amarilla sobre un fondo rojo:

 

hacer mailing

 

 

 

Sin embargo, ese logo ha pasado a mejor vida. Hoy en día el gigante americano utiliza un fondo verde con una gran M amarilla:

 

hacer mailing

 

El dominio del verde lanza una imagen menos americana, menos agresiva que la del rojo y sobretodo, se adapta a la moda mundial: la ecología y la preservación del entorno.

¿Lo recuerdas? Hemos dicho que el verde acostumbra a ser sinónimo de naturaleza y relajación. ¡Bingo! McDonald’s acertó con su cambio de color: su imagen ha mejorado considerablemente y sigue siendo líder del sector. Buena elección, ¿eh?

Un caso totalmente distinto es el de la marca Heinz. En el año 2000, intentó dar un giro en su estrategia de marketing cambiando el color de su famoso ketchup a… ¡verde! Sus ventas subieron al principio por pura curiosidad. Sin embargo, empezaron a descender estrepitosamente más tarde.

Está claro que uno no puede atribuir cualquier color a cualquier producto. A ver… ¿realmente comerías ketchup de color verde? o ¿comprarías un dentífrico marrón?

 

De cualquier modo, los colores pueden tener un fuerte impacto sobre las decisiones de compra, sobre la tasa de conversión de tus CTA, sobre la percepción que tienen tus prospects acerca de tu empresa…

Debes tomarte el tiempo suficiente para elegir bien y sobretodo, no escoger los colores al azar. Tus colores deberán:

 

♦ Reflejar tus colores y los de tu sector

 Aportar una estética general agradable

 Ser de tu gusto

Ser visibles desde cualquier dispositivo

Desde Mailify, te invitamos sobretodo a que hagas pruebas al hacer mailing. Es justamente experimentando como uno puede comprender las expectativas de su audiencia.

 

Por ejemplo, prueba dos páginas que incluyan botones de inscripción a tu newsletter de distintos colores. Prueba también a cambiar el color de tus CTA en tus emails y haz pruebas A/B y comprobarás las diferencias en términos de clics y conversiones.

 

Sin comentarios

Deja un comentario