Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Emailing experience: más allá de la newsletter

Emailing experience: más allá de la newsletter

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

¿No conoces el «emailing experience»? Déjate deslumbrar por esta forma de vida

Hoy vamos a tomarnos la licencia de ponernos un poco filosóficos. Hay vida más allá de una newsletter. Ante todo y a partir de ahora, mente abierta. El emailing experience, existe. No es como alcanzar el Nirvana pero radica en su ejecución una cierta satisfacción fruto del alcance de objetivos. Una sabiduría que se aprende y se desarrolla en el tiempo. Un ejercicio que crea vínculos entre algo tan «externo y amplio» como puede ser una marca y algo tan «interno y cerrado» como se visualiza tradicionalmente al consumidor.
Vamos a enseñarte cómo crear y disfrutar de esta experiencia… ¡Presta mucha atención!

5 consejos para desarrollar la Emailing Experience

Antes que nada, recuerda que cada usuario es único, cada persona es un mundo y para gustos, los colores. Cada marca y cada audiencia tiene características específicas, pero con estos trucos podrás sacar beneficio funcional y emocional al email marketing:

ÍNDICE

1. Reduce tus círculos vitales
2. Arrepiéntete de lo que has hecho, no de lo que no hiciste
3. Dar para recibir
4. Sé lo más valioso posible
5. Mira atrás para ir hacia delante

⚫ Primero. Reduce tus círculos vitales.

Con los años nos damos más cuenta: nuestros grupos de amistades, de conocidos, a veces incluso familiares, se hacen cada vez más pequeños. Será que queremos estar con personas que mejor nos conozcan y que nos sentimos más cómodos. Porque, con estas personas, no hace falta comunicar mucho para saber lo que queremos.
La emailing experience toma buena nota de este precepto y te invita a ir más allá de elaborar una newsletter para una audiencia específica y que reduzcas tus círculos vitales (tu público) en grupos más pequeños, para lograr una mayor efectividad.
A este psicodélico proceso se le conoce como la segmentación. Segmentar es conocer a tus destinatarios. Si reúnes los suficientes datos objetivos y subjetivos de tus contactos, sabrás cómo se comportan, qué buscan, cuándo quieren las cosas y para qué las necesitan.
El efecto es rápido. De nada sirve comunicarse con quien no quiere escuchar, ni enviar contenido a contactos que no desean recibirlo. Segmenta, divide y vencerás.
Los envíos segmentados tienen un 40% más de aperturas que las campañas masivas Clic para tuitear

⚫ Segundo. Arrepiéntete de lo que has hecho, no de lo que no hiciste.

Errar es de sabios, dicen. Por ello desde aquí lanzamos un mensaje de libertad a todas las personas que quieran aprovechar al máximo la emailing experience. Haz pruebas, equivócate, vuelve a probar, corrige, revisa, modifica, verifica… ¡manda y acierta! Y si no hay suerte esta vez, para la próxima lo harás mejor y no cometerás el error anterior.
Un principio básico, útil en la vida personal y profesional. Si bien es cierto que, a veces, la vida no nos da opción de probar suerte, en email marketing es posible. Con Mailify, tienes la opción de aplicar el A/B Testing o también conocido como Split Test: una opción que permite aumentar el rendimiento de tu campaña. Podrás enviar dos versiones diferentes a dos muestras (A y B) de tu lista de contactos. La versión con mejores resultados se envía automáticamente al resto de tu base de datos. De este modo, puedes saber si te falla la redacción del asunto, el mail de respuesta, qué imágenes gustan más o menos… en definitiva: hacer una prueba del algodón.

emailing experience mailify abtesting
emailing experience mailify split test

⚫ Tercero. Básico de la Emailing Experience: dar para recibir.

Un consejo que debes de tener muy cuenta. Imagino que en tu vida diaria te gusta dar una imagen agradable de ti que podría traducirse con dar los buenos días, saludar por la calle, mostrar un tono coherente a tu mensaje que agrade al oyente… En email marketing, pasa igual.
De nada sirve redactar la mejor newsletter si no piensas en términos comunicativos. Cada marca tiene un lenguaje, no es lo mismo redactar desde una pastelería que desde un bufete de abogados, y es cierto que algunas licencias no pueden sobrepasarse en determinados ámbitos. Pero… ¿ni siquiera saludar?
Son detalles mínimos, pero son los detalles con los que nos quedamos. Recuerda que si saludas a tu destinatario y le das los buenos días/tardes añadiendo su nombre de pila, ya has entrado de otra forma en su contexto.
Luego, por regla general, es mejor hablar de tú. En España, generalmente, aceptamos tutearnos y es algo que llevamos bien. No dejes de incluirlo en tu redacción.
Mantén un tono cordial, ameno, apúntate algún toque humorístico para insertarlo en algún que otro envío e intenta generar participación en tu público. Que comenten, critiquen, digan e intervengan en sus redes sociales contando su emailing experience personal con tus campañas. Te ayudará a crecer y a conocerles.
Saludar y tutear, dos aspectos básicos en la redacción de una campaña de email marketing Clic para tuitear

⚫ Cuarto. Sé lo más valioso posible entre tus contactos.

Hay una palabra que debemos abanderar en todos los ámbitos de la vida: el valor. La emailing experience es enriquecedora cuando nos sentimos satisfechos con el trabajo realizado. No hay mayor logro que aportar un granito de arena al conocimiento y hacerlo avanzar.
En mundo tan competitivo diferenciarse es clave. Pero no vale cualquier modo y aquí el fin no justifica los medios. Igualmente que no debes enviar campañas de mailing a miles de contactos que no conoces, tampoco deberías enviarles contenido que les deje igual (o peor).
Con todo el tráfico de caracteres que existe en la era digital, el fenómeno de la «infoxicación» abunda. Y es muy negativo para ti. Todos recibimos mensajes y leemos cientos, miles, de tuits, artículos, reportajes… y a ninguno nos gusta que nos hagan perder el tiempo.
Apuesta por crear contenido de calidad, aunque te ocupe más tiempo. Aboga por fomentar el interés y enriquecer la cultura del lector para que, cuando acabe tu artículo, sienta que ha aprendido algo (aunque sea mínimo) al dedicarte algo tan valioso, nunca mejor dicho, como unos minutos. Infórmate, investiga, recava datos y compártelos en tus campañas. Haz crecer a tus destinatarios.
emailing experience mailify valor

⚫ Quinto. Mira atrás para ir hacia delante.

En el camino siempre hay piedras y tropezar, nos tropezaremos. Es recomendable observar el recorrido hecho para, no solo coger fuerzas y continuar, sino también para aprender de los errores. Por muy bien que hagamos las cosas, siempre se pueden hacer mejor. No te desanimes, tu campaña de mailing de hoy será mejor que ayer pero peor que mañana. Por eso es tan importante contar con una aplicación de emailing que te muestre resultados y estadísticas.
No hay que tenerle miedo a los datos, son útiles y hablan más que las personas. Utilizar las estadísticas de campañas de email marketing es la guinda perfecta en el pastel de la emailing experience. Te sientes completo cuando hallas la tranquilidad contigo y con tu entorno. Y la calma la otorga el saber lo que se ha hecho y lo que se puede mejorar.
Ver en qué parte falla tu newsletter, cómo puedes atraer al lector a determinadas acciones, dónde se detienen más tus contactos, a qué hora obtienes una mayor tasa de apertura… son algunas de las variables que el análisis de campaña ofrece al usuario. Conociendo los problemas nos podremos plantear soluciones. Ignorándolos, no conseguiremos explicar los fenómenos que ocurren a nuestro alrededor y caeremos en una espiral de desasosiego y quietud, ajena a las auténticas necesidades de tus clientes.
Las estadísticas en email marketing nos ayudan a mejorar la tasa de apertura y de conversión Clic para tuitear emailing experience mailify estadísticas

Inspira. Espira. Ahora ya conoces el mantra para lograr la emailing experience. Como todo, requiere dedicación y ganas, pero no hay mejor motivación que la fuerza de voluntad propia y las ganas de superarse. Haz mailing, haz magia.

 

Sin comentarios

Deja un comentario