Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Hacer emailing: autenticación DKIM, SPF

Hacer emailing: autenticación DKIM, SPF

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Todo lo que necesitas saber para hacer emailing autentificado: DKIM, SPF

En internet, y sobretodo en el envío de emails, es muy sencillo hacerse pasar por cualquier otra persona. Todo el mundo es capaz de enviar correos a contactos utilizando una dirección falsa. Por eso, es importante que sepas cómo hacer emailing sin fracasar en el intento.

Naturalmente, dado el aumento del uso del correo electrónico, surgió la necesidad de encontrar alguna forma de solucionar este inconveniente. Por ello, existen varios sistemas de autenticación que te permiten editar tu propio dominio para que puedas hacer emailing y que tus emails se autentifiquen de la mejor forma posible cuando los envíes a través de Mailify. Estos sistemas de autenticación ayudan a que tus emails no se confundan con spam y sean aceptados de manera satisfactoria por los distintos filtros.

En este post te hablaremos de dos de ellos: DKIM (DomainKeys Identified Mail) y SPF (Sender Policy Framework).

DKIM (DomainKeys Identified Mail)

Para ser más claros, al hacer emailing, DKIM actúa como un mecanismo que cuida todo el contenido de tus emails para que lleguen en perfecto estado a todos tus destinatarios. La forma de conseguirlo es permitiéndote asociar un nombre de dominio a un mensaje con una firma digital que contiene el cuerpo y el encabezamiento del texto. Esta firma se verifica mediante una clave encriptada en formato DNS (Domain Name System), en español «Sistema de Nombres de Dominio» . Otra de las funciones de DKIM es que te permite comprobar si algún mensaje ha sido alterado durante su transporte.

SPF (Sender Policy Framework)

Por otro lado, SPF cumple su función como protector contra la falsificación de direcciones en el envío de emails. Lo hace a partir de la identificación de los servidores de correo que están autorizados para manejar los mensajes. SPF utiliza el registro de los nombres de dominios para autentificar los emails que provienen de servidores con derecho al envío y que por lo tanto son válidos. Resulta de gran ayuda a la hora de identificar abusos de spam y otras irregularidades en el envío de emails. Sin embargo, esto no significa que acabemos definitivamente con el spam pero por lo menos, minimizaremos sus efectos.

Si lo tuyo es hacer emailing, procura tener en cuenta estos parámetros para que tus campañas lleguen a la bandeja de entrada de todos tus destinatarios. Si quieres más información sobre cómo configurar tu dominio, échale un vistazo a nuestro tutorial haciendo clic aquí.

 

Sin comentarios

Deja un comentario