Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Hacer newsletters: ¿Quieres tener plantillas eficaces?

Hacer newsletters: ¿Quieres tener plantillas eficaces?

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Para hacer newsletters, debes saber que el diseño de las plantillas tiene que ser capaz de captar la atención de los destinatarios en menos de 2 segundos. Y si en ese poco tiempo el correo no ha conseguido que el lector se interese por el contenido del mensaje, es como si nunca lo hubiera recibido.

 

Envía plantillas newsletter que abran el apetito

 

En el email marketing solo tienes una oportunidad. Una oportunidad que, en pocos segundos, tiene el poder de convertir una apertura en una visita a tu web, en una compra en tu ecommerce o incluso en un cliente de toda la vida. Porque todos sabemos que una vez abrimos y cerramos un emailing, la probabilidad de que volvamos a leerlo es bastante baja como para confiar en ello.

Puede que a primera vista parezca muy complicado, pero no te preocupes, solo es cuestión de práctica. Verás que si, para cada campaña que realices, tienes en cuenta los puntos siguientes, los resultados de éstas irán mejorando de manera progresiva.

 

Consejos para hacer newsletters con plantillas exitosas

 

Cada producto, empresa y destinatario es diferente, así que no se trata de reglas universales sino ideas que puedes adaptar totalmente a la situación de tu producto, empresa, mercado o clientes:

 

1. Hacer newsletters: Transparencia en tus comunicaciones

En numerosas disciplinas se ha demostrado que mentir y engañar no funciona a largo plazo, pasa en publicidad, en relaciones públicas y en todos los demás ámbitos de la comunicación. Así que mejor invierte tu creatividad en mensajes verídicos y transparentes.

¿En qué consiste ser transparente en el email marketing? Por ejemplo, utilizar un nombre de remitente válido o un asunto y preheader claro y obvio. Es importante que el destinatario pueda identificar al remitente antes de abrir el email (seguramente te habrá pasado que, incluso después de abrir y leer tooodo el email, no reconozcas la «persona» que te lo envió).

Redactar asuntos misteriosos solo confundirá a los lectores, tienes que expresar de forma concisa lo que se van a encontrar en el mensaje. Si el contenido del email no queda bien explicado nadie va a perder tiempo descifrándolo – si no lo entienden a la primera, lo cerrarán y no lo volverán a abrir.

Y luego están los asuntos y encabezados tramposo o mentirosos. Son aquellos que te dan falsas expectativas de lo que te vas a encontrar, una vez abras el email – igual que las hamburguesas: muy bonitas en la foto pero luego te traen algo completamente diferente. ¿Tendrás ganas de comer más hamburguesas?

plantillas newsletter

 

2. Hacer newsletters: Deja las cosas claras 

Lo bueno de las tradiciones es que la gente las recuerda, así que no tengas miedo de usar plantillas newsletter con un formato parecido o el mismo estilo de los diferentes elementos de tu emailing: los enlaces y botones deben estar bien identificados, accesibles y funcionales.

A primera vista, el usuario tiene que saber dónde hay que hacer clic. Distingue tus enlaces hipertexto con un subrayado o un color que destaque, no puedes dejarlo en el mismo formato que el resto de texto, ¿cómo quieres que el lector sepa que hay un enlace?

Un botón CTA (call-to-action) es el rey entre todos los elementos que te puedes encontrar en una newsletter. Nunca te olvides de incluir al menos uno en tus campañas de email marketing – NUNCA. Este botón tiene que resaltar, tener un claro mensaje de pocas palabras y, lo más importante, tiene que llevar a la página adecuada.

No tengas miedo de repetir un mismo enlace o botón CTA. Lo mejor es poner uno en la parte superior del email (si el destinatario ya tiene ganas de realizar la acción solo con abrir el email) y otro abajo (si ha leído todo el contenido hasta el final). Si facilitas el trabajo a tus lectores, tendrás más clics en tu emaling y por lo cual más visitas en tu web y más compras (o las acciones que desees que tomen en tu página).

 

3. Hacer newsletters: Menos es más

Todos odiamos los emails largos y si es un correo masivo aún más. Los lectores harán un repaso visual rápido de arriba a abajo y su mirada solo se parará en los elementos más llamativos. Por eso te recomendamos dividir tus plantillas newsletter en pequeños módulos y secciones.

El objetivo de tus campañas de email marketing es hacer llegar a tus clientes o clientes potenciales a tu sitio web, así que, ¿por qué posponerlo? En vez de darles toda la información en tu correo, deja que vayan a tu página dónde puedes escribir párrafo tras párrafo sin cansarte.

Ayúdales con tu lectura rápida: pon imágenes, botones, títulos grandes y titulares más pequeños. De esta manera, cada uno se podrá hacer una idea de los conceptos de tu mensaje sin la necesidad de leer cada palabra. Además, los textos cortos darán ganas a tus destinatarios de saber más y hacer clic en los enlaces que les proporcionas.

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario