Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Haces envíos de emails desde php?

Haces envíos de emails desde php?

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Hace unos años realizaba envíos de emails desde PHP. Estos envíos de newsletter a través de PHP en principio respondían una necesidad real de ahorro que tenía la empresa, la cual en su momento era una start-up con recursos límitados. El ahorro, nos forzó a utilizar este recurso, pero el coste real fue mucho más caro de lo que pensamos.

Hacer envíos de emails desde PHP

 

¿Qué es el PHP?

El PHP es un acrónimo de Hypertext Preprocessor, el cuál es un lenguaje de código abierto bastante utilizado para el desarrollo web y que puede ser incrustrado en HTML.

 

¿Qué pasó al realizar los envíos de correos a través de PHP?

La interfaz de php no era fácil de usar, ni intuitiva. Poder modificar la plantilla de la newsletter era una tortura digna de Guantánamo o incluso ISIS. ¿La peor parte? No poder saber los resultados de nuestros envíos masivos. Desconocíamos totalmente las aperturas, clics, bajas y rebotados. ¡Esto fue el mayor error de todos!

Al no poder gestionar la base de datos, ni las listas negras, ni bajas, ni rebotados, seguíamos envíando newsletters a personas que no lo deseaban, esto es tal cual SPAM. Al las personas estar atrapadas sin oportunidad de escape ni salvación, con nuestros envíos ¿qué hacían? Marcaban nuestro correo como SPAM.

 

¡Uy sí! te marcaron como SPAM ¿y?

En realidad hubo una mezcla de cosas, la primera era la forma en que habíamos construido nuestra base de datos con correos no calificados, lo cuál discutiré en otro post. Pero la segunda – que corresponde al tema que estamos tratando – la cuál tenía un 50% de la culpa, era que al marcar nuestra dirección de correo y dominio como SPAM los servidores de correo como Hotmail, Gmail, Yahoo y muchos más rechazaban todas nuestras newsletters.

 

Por culpa del PHP nuestro IP estaba ‘flagged’ como SPAM

Al ser marcado como como SPAM además de que nuestros destinatarios no recibían nuestras newsletters, nosotros mismos no podíamos enviar correos desde nuestras cuentas personales a otras personas, no emails masivos, no. Sino emails de trabajo necesarios para el funcionamiento de una empresa, esto era un dolor de cabeza que nos lleva casi al punto de lágrimas y desesperación.

enviar emails php

¿Qué hacer para mejorar tu reputación y no ser marcado como SPAM?

Durante los dos años en la empresa, estuvimos en una lucha constante para enmendar este problema, nunca realmente lograndolo en un 100%.

 

1. Cambiamos nuestro dominio de .com a .es y nuestra direccíon de IP.

Lo primero fue autentificar nuestro nombre de dominio con firmas SPF/SEND ID, DKIM y DMARC. Utilizando la autenticación, evitabamos así ciertos filtros en las cuentas de email de Hotmail, Gmail y Yahoo; lo cuál le permitíó a nuestras campañas de mailing llegar a la bandeja de entrada de nuestros usuarios. Aprende más sobre la autenticación y los dominios haciendo clic aquí.

 

2. Cuidabamos más el contenido de nuestros envíos.

Entre los elementos que cuidabamos era la proporción de texto / imagen. Si envías una newsletter que es solo imagen, con el texto dentro de la foto, los servidores de correo lo marcarán como SPAM. Tiene que haber un buen balance de ambos elementos. No olvides incluir el texto alternativo de la imagen, además de que aumentará el ratio de texto/imagen, este texto se mostrará a tus destinatarios antes de que estos descarguen las imágenes en sus buzones.

Otra cosa que hacíamos era evitar incluir enlaces a varios dominios diferentes, por ejemplo, si nuestra web era: miweb.com, evitábamos sobremanera enviarlos a otro dominio (google.com, otrodominio.es). Solo nos permitíamos enviarlos a nuestra página de Facebook ¡y eso era un lujo más grande que comer una langosta rellena de caviar con salsa de trufas negras!

También nos asegurábamos de redactar asuntos atractivos para así asegurar la apertura de la newsletter. También era de vital importancia que los destinatarios hicieran clic en la newsletter, así que el contenido tenía que ser interesante y de valor para ellos. Mientras más aperturas y más clics, los servidores de correo saben que el correo que estás envíando es interesante para sus usuarios.

 

 3. Cambiamos el diseño de nuestra plantilla de newsletter

Nuestra newsletter original no era necesariamente Blanca Nieves (la más bella del reino) pero era algo atractiva, usábamos varios colores (primarios y secundarios) y parecía más digna de desfilar en el el orgullo Gay de Madrid que para llegar a la bandeja de entrada de nuestros usuarios.

Usar mucho color en los textos o en los fondos (sobre todo el color rojo) es una de las razones más por la cual tu newsletter podría ser marcada como SPAM.

 

4. Contactamos a Hotmail y Gmail para que desmarcaran nuestra dirección de SPAM

En realidad ¡habría sido más fácil hablar con Obama o encontrar la paz en Oriente Medio!

 

5. Reducimos la cantidad de envíos que realizábamos y a la cantidad de usuarios

¿Tienes un nuevo dominio y dirección de correo y así de la nada vas a enviar 100,000 emails masivos? ¡Error! Segmenta bien tu base de datos, divide los horarios y cantidades de los envíos, comienza envíando una menor cantidad y ve aumentando poco a poco la cantidad de destinatarios y la frecuencia de envíos. Si envías una gran cantidad de correos masivos con bastante frecuencia ¿adivina a dónde vas a llegar?

 

6. Mejoramos la calidad de nuestras base de datos (opt-in)

Lo dicho, parte de la culpa fue por la mala calidad de nuestra base de datos. Comenzamos a realizar acciones para asegurarnos que eran personas que realmente querían recibir información de nuestra empresa, y siempre utilizando un formulario opt-in, llegamos incluso a pecar de cuidadosos utilizando el doble opt-in.

 

7. Buscamos una aplicacíon para el envío de correos masivos que no fuera PHP

Aunque esta es la solución obvia, de no haber tomado los otros 6 pasos, hacer este cambio solamente no hubiera ayudado. Es por eso que es importante poder contar con una aplicacíon para emailing que cuente con todas las herramientas necesarias desde el principio para asegurar que tus campañas de email marketing lleguen a su destino. Nada nunca es gratis, siempre tienes que invertir algo, aunque sea tiempo y personal; ambos cuestan.


 

Mejor inicia desde el principio con un programa de email marketing para enviar newsletters profesionales, Mailify tiene todos los recursos que necesitas para enviar correos masivos, sin penalización y con una entregabilidad que la puedes comprobar, perdonad la promoción que se acerca fin de mes y hay que cobrar…

 

Sin comentarios

Deja un comentario