Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Mailing y tiendas virtuales: la unión hace la fuerza

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Contamos con una nueva colaboración: Rosa Salazar, Social Media Manager en una agencia SEO. Apasionada del tema trabaja y estudia, pero sobre todo, quiere aprender y compartir con todos nosotros.

Toda campaña de marketing debe contar con una estrategia específica para contactar con los clientes actuales y potenciales por medio de uno de los recursos más utilizados en la web 2.0: el email.

El mailing resulta vital para ampliar nuestras ventas

El mailing resulta vital para ampliar nuestras ventas

Combinar esta estrategia con este recurso brinda una de las herramientas más poderosas en la era digital para generar fidelización por parte del cliente hacia la organización, denominado email marketing.

Esta estrategia se dedica a enviar mail masivo con un fin comercial o informativo que se diferencia de una estrategia de marketing usual porque permite personalizar el mensaje y volverlo exclusivo y único. Además, el coste de su utilización es bajo, por lo que tu presupuesto no sufrirá daño alguno y, lo más importante, se pueden medir los resultados casi de inmediato, aumentando el tráfico al sitio, aprovechando ofertas ofrecidas o poniéndose en contacto directo con el encargado para dudas sobre la propuesta realizada en el correo.

Puede que lo anteriormente mencionado ya lo conozcas, porque estés trabajando con esta estrategia, o únicamente por el nombre con el que se denomina. Pero, ¿qué pasa cuando lo que estás tratando de promocionar es un producto o servicio que se ofrece en línea a través de una tienda virtual? Tranquilo, es mucho más fácil de lo que suena, y sobre todo ofrece más beneficios para ti y tu cliente. Ten en cuenta que tu objetivo primordial es obtener el permiso del cliente para iniciar una relación comercial.

Tener una tienda virtual te permite ampliar tu campo de clientes y llegar a personas que no tienes a tu alcance de forma física. Como sabrás, no es necesario crear un sitio completo para este negocio: hay plataformas que ofrecen este servicio gratuitamente o de pago, como Shopify.

Lo siguiente es promocionar tu sitio, y las redes sociales pueden ayudarte en este paso. Aprovecha al máximo su alcance, creando las cuentas de tu organización en las principales redes como Facebook, Twitter o Google+. Agrega líderes de opinión de la industria a la que perteneces y potenciales clientes que sabes que te van a buscar para pedirte informes. También puedes pedir ayuda a tus amigos para que divulguen tu información.

Al tener una pequeña lista de contactos, sean clientes o posibles clientes de tu tienda, viene la parte principal de la estrategia, que se basa en redactar un correcto correo para enganchar a la persona que lo va a leer.

Debes considerar desde el saludo inicial hasta el mensaje de despedida, que no cierre por completo la conversación y de pie a un futuro acuerdo comercial. Te propongo 4  partes para integrar este correo:

  1. Saludo: dependiendo de cómo veas que es la actitud del cliente en sus redes sociales (que sirven de ejemplo) es como debes comenzar el correo. Salúdalo un poco menos informal, con un ‘Buenos días’ o un ‘Saludos’. Si conoces el nombre de la persona, inclúyelo y hazlo más personal. No se te vaya a ocurrir escribir ‘a quien corresponda’ por favor, recuerda que este correo es para generar expectativas, no para ir a dar a la bandeja de entrada de no deseados.
  2. Interés por el cliente: no llegues de golpe a decirle que quieres que compre tus productos. Interésate por lo que a él le pueda interesar. Si lo consideras un posible cliente, ofrécele datos cortos pero llamativos, que acaparen su atención y que estén complementados con los productos que planeas venderle. Por ejemplo, si estás vendiendo productos de bebés, conéctate con la madre ofreciéndole datos que beneficien el cuidado de su hijo.
  3. Propuesta: dependiendo de lo que quieras, propón tu idea de negocio. Puedes invitar a que visiten el sitio y tus redes sociales para que generen tráfico. Puede ser un primer paso para comenzar la fidelización. Si lo que quieres es promocionar productos, puedes invitar a que los compren por medio de algún descuento exclusivo para clientes contactados por email, o brindar  productos de envío gratis para lograr una fidelización con el cliente. Recuerda que tienes en contra el factor del coste de envío, pero también evitas que el cliente acuda a tiendas físicas y que pierda tiempo de manera innecesaria.
  4. Cierre o despedida: recuerda que lo que buscas es que el cliente te considere una buena opción de compra y se interese por tus productos, que se genere una confianza y que, si tiene dudas, pueda planteártelas. Entonces, deja un espacio abierto a una posible conversación, quedando a las órdenes del cliente para resolver dudas o preguntas que tenga. Una buena opción podría ser acabar el mailing con una despedida del tipo ‘que tengas excelente día’.

No olvides que el asunto del correo debe ser llamativo, incluyendo alguna palabra clave que le dé una idea al cliente de lo que el correo puede ofrecerle. Escribir ‘descuentos exclusivos’ o ‘promociones a tu alcance’ genera expectativa, y si tu tienda ya es conocida, puedes incluir su nombre.

Además, en tu tienda online puedes incluir un apartado para que los usuarios se registren y reciban noticias y promociones de tus productos para que las puedan ir consultando.

El principal problema de esta práctica es que el correo llegue a la bandeja de correo no deseado; por eso es importante lo que escribas en el asunto, así como el primer correo que llegue a manos del cliente. Utiliza esta estrategia para acercarte a tus clientes, crear una relación más beneficiosa y que funcione la práctica del mailing.

 

Sin comentarios

Deja un comentario