Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

6 consejos para tener la mejor reputación de remitente

6 consejos para tener la mejor reputación de remitente

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Dejar de ser una empresa que envía newsletters y emailings comerciales para convertirse en una compañía que espamea a sus contactos es más fácil de lo que piensas… Así que hoy te queremos dar algunos consejos para que no pases al lado oscuro y puedas seguir siendo un buen profesional del email marketing.

 

Cómo mantener una buena reputación de remitente

 

Seguro que alguna vez ya te has preguntado a ti mismo: ¿Qué es lo que me hace ser un remitente simpático? ¿Qué circunstancias podrían convertirme en spammer? Veamos algunos elementos que debes cuidar para mantener una reputación de remitente apreciada:

 

1) Utilizar una base de destinatarios calificada

Primero de todo, lo que hace que un remitente sea respetado, es el hecho de enviar campañas de emailing a contactos que desean recibir esos mails. Es decir, realizar envíos a destinatarios que se han inscrito en tu base de datos para obtener informaciones y promociones.

Muchas empresas se concentran en la cantidad, pero te aconsejamos priorizar la calidad; tendrás una tasa de reactividad mucho más alta y mejores resultados a nivel de entregabilidad.

 

2) No acosar a los destinatarios

Enviar muchos emails, ¿por qué? Estamos seguros de que no quieres molestar a tu base de datos con tantos mensajes. Dos cosas:

– No te tomes a la ligera la periodicidad de tus envíos, respeta un intervalo entre cada campaña.

– No mandes correos todos los días o segmenta según las estadísticas del día anterior (por ejemplo: apertura sin clic o clic sin compra).

Si envías muy a menudo campañas de email marketing, las personas dejarán de leerlas. ¿Quién no tiene emails sin leer en su bandeja de entrada? ¡Yo unos cuantos!

Cuantos más envíos hagas, menos los abrirán porque las informaciones o ofertas empiezan a ser demasiado recurrentes y repetitivas.

 

3) Enviar correos personalizados

Los emailings masivos ya no están de moda, la personalización se aprecia cada vez más. Un asunto personalizado obtendrá una tasa de apertura superior de 29% en comparación a un asunto comercial sin personalizar.

El destinatario tiene la impresión de que la oferta está diseñada especialmente para él. Así que utiliza tu base de datos para personalizar tu mensaje con el nombre, género, ciudad, última compra, carrito abandonado, hábitos de compra…

 

4) No olvidarse de las bajas

El enlace de baja tiene que formar parte del contenido de cada mailing enviado. Para cada newsletter, debes darle al destinatario la posibilidad de darse de baja si lo desea.

Obviamente, este enlace tiene que funcionar, tomar en cuenta la baja y quitar la dirección de correo electrónico de los próximos envíos.

 

5) Eliminar los contactos inactivos

¿De qué sirve realizar envíos a personas que no los abren? Para mejorar la calidad de tu base, no dudes en borrar los destinatarios inactivos; aquellos que no hay abierto ningún email desde hace 6 meses, 1 año o más.

 

6) Mandar también emails informativos

Para la reputación del remitente y el interés del receptor, no se pueden enviar solo correos comerciales. Tus suscriptores no son tarjetas de crédito con piernas, también les interesa estar al día con la actualidad de las empresas. ¡Así que no descuides tus newsletters!

 

Si respetas estas reglas, tu empresa ganará una excelente reputación de remitente delante de tus destinatarios y los diferentes proveedores de correo.

 

Sin comentarios

Deja un comentario