Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Cómo mejorar tu estrategia de email marketing

Cómo mejorar tu estrategia de email marketing

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

El email marketing es una herramienta muy útil para tu negocio si sabes utilizarla bien. La tecnología no para de evolucionar y tenemos que estar atentos a los últimos avances que hacen nuestro trabajo más fácil.

 

Éstos son algunos consejos para mejorar tu estrategia de email marketing

 

El remitente desconocido

¿Conocen tus destinatarios el nombre de remitente que utilizas? Este campo es el primero que aparece en la mayoría de buzones de correo y, por lo tanto, es la primera palabra que ven tus destinatarios cuando reciben tu última newsletter. Si tus suscriptores no reconocen el nombre, es probable que lo marquen como spam o lo borren – serán pocos los que lo abran y lean con atención.

Cada vez es más común utilizar el nombre de una persona más que de la empresa o marca. Lo ideal es dividirlo por temáticas, una persona para información más comercial, otra para temas corporativos y una tercera para noticias del sector por ejemplo.

Lo mejor es hacer pruebas de envíos y ver con el tiempo qué táctica es al que mejor funciona. Puedes realizar un split test, también llamado A/B test, para ver si el mismo mensaje con el mismo contenido tiene más aperturas con un remitente u otro.

 

El inalcanzable 

Además de que el emailing sea el medio ideal para comunicarte con tu público objetivo, no te olvides de que es aún más efectivo recibiendo feedback de ellos. Es la vía para que tus contactos contesten preguntas concretas, te den comentarios sobre tus productos o simplemente para establecer un hábito de comunicación bidireccional.

Si envías tus campañas de email marketing desde una dirección «no-reply», perderás toda esa posible interacción con tu audiencia. No dejar que los suscriptores respondan a tus correos puede también dar la impresión de que no te preocupes por ellos.

Dependiendo del contexto de tu mensaje, debes elegir la dirección de respuesta y a la persona que contestará a estas respuestas. ¿De qué sirve sino que se pueda responder si nadie va a hacer caso?

 

La importancia del asunto

Otra manera de mejorar tu estrategia de email marketing es prestarle más atención a tus asuntos. Aunque existan muchos consejos para redactar asuntos, no hay una fórmula universal que asegure el éxito, así que éste es otro elemento que puedes probar en tus tests A/B.

Por lo general, tus asuntos tienen que ser lo más específicos posible, evitar palabras tópicas del spam y respirar un aire de exclusividad y urgencia en el tiempo.

 

Y la del pre-header

Cambia el texto del pre-header para que no aparezca el típico «Si no visualiza correctamente este email…» después del asunto. El texto que redirige a la copia web debe figurar en tu email, pero ¿quién dice que no puedas poner una frase antes?

Aprovecha esas líneas para captar la atención de tus contactos y darles ganas de abrir tu emailing. Sé creativo y piensa en la forma de completar el asunto de la forma más original posible para potenciar tus aperturas.

 

Contenido: el rey de tu newsletter

¿Incluyes contenido relevante en tus campañas de email marketing? O mejor dicho, ¿qué es contenido relevante? Hablamos de temáticas con la capacidad de aportar «algo más» a tus lectores – para ello es imprescindible conocerlos bien. Si les envías emails que no les interesan, se darán de baja y los perderás para siempre.

Piensa bien en la frecuencia de tus envíos, porque aunque ofrezcas contenidos de valor, no hace falta mandarlo cada día. Muchos no tenemos tiempo de leer tantos correos y otros simplemente no quieren ser molestados a diario.

Y hablando de tiempo – haz tus mensajes cortos y fáciles de leer. Lo mejor es que tus emailings incluyan solo los puntos clave y los textos más explicativos y completos en la landing page de cada uno.

 

Imágenes que nadie ve

Tus newsletters no pueden depender estrictamente de las imágenes. Últimamente no paramos de oír que si añadimos una imagen a un texto, éste tendrá más éxito, pero cada medio tiene sus reglas y sobre todo sus limitaciones.

Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de los buzones de correo no descargan automáticamente las imágenes, añadiendo siempre a éstas una descripción ALT y explicando lo más importante en el cuerpo del texto, de manera que las fotos solo sirvan para completar las palabras.

 

Ya no es solo PC

Pasamos más tiempo con nuestros móviles que con nuestras parejas, amigos o compañeros de trabajo, así que no puedes permitirte mandar una campaña que no se abra bien desde todos los dispositivos. Si utilizas la aplicación Mailify para la creación de tus newsletters, sabrás que genera automáticamente la versión responsive de tus correos masivos.

Además de optimizar tus plantillas htlm para diferentes tamaños de pantallas, te animamos a utilizar un diseño más simple para facilitar la lectura, por ejemplo ordenando el contenido en una sola columna.

 

Dale un empujoncito

Muchos leen los emails por encima, muy rápido o mientras están pensando en otra cosa, por lo cual tienes que dejar muy claro dónde hacer clic y a dónde les va a llevar cada clic. Sí, estoy hablando de los botones call-to-action.

Tu email no ha sido marcado como spam (¡bien!), el destinatario lo ha abierto (¡muy bien!) y además ha hecho clic en tu enlace (¡excelente!). Hay que dejar de pensar que la cosa se acaba con abrir el envío, es una etapa importante pero tu objetivo es llevar tu audiencia a la acción.

Los botones call-to-action tienen que ser lo suficientemente llamativos como para resaltar en el contenido de tu mensaje y resumir a la perfección la landing page a la que redirige. Un simple enlace en el texto no es tan visible como para atraer la atención de nuestros suscriptores.

Sin comentarios

Deja un comentario