Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Paco, el spammer de la esquina

Paco, el spammer de la esquina

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Estuvimos en la octava edición del Social Media Point llamada ‘E-mail marketing en tiempos de medios sociales‘ y ofrecimos una ponencia en la que presentamos a Paco, el spammer de la esquina.

No todos los spammers son profesionales que utilizan robots rusos. Hay otro tipo de personas que hacen spam y que ni siquiera son conscientes de que lo hacen. Muchas de ellas son pequeños empresarios o emprendedores como nuestro Paco, que, sin quererlo, se convertirá en Paco, el spammer de la esquina.

Los primeros envíos de Paco

Para desarrollar su negocio –importación de juguetes–, nuestro amigo quiere hacer e-mailing. Al principio, coge su agenda de papel y unos contactos de su bandeja de correo electrónico y envía un primer email comercial a 45 contactos. Eso ya es spam, según lo que marcan las leyes. Pero como son contactos a los que ya estaba conectado de alguna manera anteriormente, obtiene una venta.

Como ve que ha tenido un resultado rápido y sin coste –más que el tiempo invertido–, decide ampliar su base de datos. Lo que hace es buscar en Google «correos tiendas de juguetes» y en paginasamarillas.es más direcciones de correo electrónico. Así, consigue tener 349 contactos. Abre su Hotmail, pega esos e-mails… y se le deniega el envío, porque hay un límite diario.

La IP podrida

Ese límite se va reduciendo cuantos más envíos hace Paco, por eso vuelve a entrar en Google y busca «como enviar correo masivo». Se descarga un programa gratuito, lo configura con el SMTP de su Proveedor de Servicios de Internet (ISP) y hace el envío a sus ya 4.349 contactos. Esta vez, no obstante, no obtiene ninguna venta. ¿Por qué?

Paco llama a uno de los contactos y pregunta por su correo. El contacto le dice que no ha recibido nada, ni siquiera en la carpeta de spam. El email de Paco se ha perdido. No llegan, porque su IP ha perdido reputación y es considerada una spammer por los ISP.

Los errores

Evidentemente, vuelve a buscar la solución en Google: «Mis correos no llegan». Encuentra a Sarbacán, contrata el pack más barato, diseña su mensaje y hace el envío a través del Servicio de Enrutamiento Profesional de nuestra empresa. Antes, el correo es revisado por el servicio de moderación de Sarbacán, y éste decide no enviarlo.

Ven que la base de datos de Paco es mala. Como hemos visto, los destinatarios no eran opt-in; pero, además, se encuentran muchos rebotados, spamtraps… El mensaje también tiene muchas carencias; no por lo cutre que parece, sino, principalmente, porque no tiene enlace de baja.

¡Gracias a los Pacos!

No obstante, no hay que crucificar a Paco ni a todas las otras PYMES que están llegando –tarde– al email marketing y a las redes sociales. Hay que enseñarles a hacerlo bien. Y lo consiguen gracias al servicio de moderación y a otros consejos que reciben sobre emailing. Gracias a estas pequeñas y medianas empresas, el negocio del marketing por correo electrónico se está desarrollando y creciendo a un ritmo extraordinario.

Como expertos, a la hora de comunicar tenemos que ponernos en la piel de esos empresarios que empiezan a hacer e-mails comerciales, porque son nuestros clientes. Y, como tales, nosotros solo podemos hacer una cosa: darles las gracias por atreverte a hacer email marketing y por aprender al lado de empresas como la nuestra.

 

Sin comentarios

Deja un comentario