Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Cómo alojar imágenes en servidores para disminuir el peso de un e-mail

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Uno de los principales problemas que encontramos al enviar un correo electrónico es el peso excesivo del mismo. Normalmente el problema reside en el tamaño de las imágenes; te explicamos cómo reducirlo.

La forma más fácil de reducir el peso de las imágenes de tu e-mail es alojarlas en un espacio online cualquiera, ya sea una cuenta de Flickr, Google+ o tu propia página web. Así nuestras imágenes adquieren una dirección URL y dejan de cargar peso en nuestro email, en cambio, una vez el destinatario abra el correo las imágenes son llamadas a esa URL y aparecen en pantalla.

Con Sarbacán, una vez tenemos la dirección de la imagen tan solo debemos insertarla y podremos usar dicha imagen sin que suponga ningún peso para nuestro e-mail. Veamos cómo hacerlo paso a paso en Sarbacán:

1.- Situarse en el menú de “Mensaje” en la pestaña “Editor HTML”
2.- Hacer clic en el icono “Insertar” y selecciona “Imagen”
3.- Pegar dirección en el campo “Fuente de la imagen” y hacer clic en “OK”
4.- Ahora ya vemos la imagen pero aun nos carga el peso, debemos ir a la pestaña “Objetos incluidos”
5.- Verá entonces la imagen en el listado de objetos incluidos, haga clic en el icono “No incluir nada”
6.- Nuestra imagen ya está insertada y no supone ningún peso para el email

Otra manera de quitar peso a las imágenes de tu email es cargándolas en el servidor FTP de tu página web. Con Sarbacán este procedimiento también es muy sencillo:

1.- Situarse en el menú de “Mensaje” en la pestaña “Objetos incluidos”
2.- Hacer clic en el icono “Alojar en un servidor FTP…” y rellene los campos que le aparecen con los datos del servidor FTP de su web
3.- Una vez puestos estos datos podrá alojar todas las imágenes que desee en su servidor FTP, ahorrándose así el peso de las mismas

El peso de nuestros correos electrónicos es importante para que el envío se haga correctamente y también para la apertura del email. Lo ideal es que un email pese entre 70 y 100 kb, aunque Sarbacán permite un máximo de 195 kb por correo electrónico.

 

Sin comentarios

Deja un comentario