Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Cómo mejorar la tasa de apertura de los emailings

Cómo mejorar la tasa de apertura de los emailings

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Una de las principales obsesiones de cualquier hijo de vecino que realice campañas de marketing es mejorar su tasa de apertura. Muchos son los envíos masivos que llegan a la bandeja de entrada, pero pocos captan la atención del destinatario.

Foto: e3000

¿Cómo mejorar la tasa de apertura de una campaña de e-mail marketing? Conoce a tus clientes y planifica tus  comunicaciones sintonizando con ellos.

Pese a que hay que tener en cuenta reglas generales del mensaje y del envío en si, una vez un e-mail llega a una bandeja de entrada no estaría mal que el destinatario lo leyera. Por suerte o por desgracia no tenemos poder para ello, puedes llevar un caballo junto al agua, pero no puedes obligarlo a beber*. Solo podemos hacer una cosa, preguntar a nosotros mismos Keynes son* quienes son y que objetivo tenemos con una determinada campaña.

Esta bién observar reglas generales a la hora de confeccionar un e-mailing -presencia de la marca en determinado lugar del mail, por ejemplo-, pero es un error no tener en cuenta al destinatario y el tipo de mensaje que estamos enviando. Debemos adaptarnos a los destinatarios.

Poca adaptabilidad, correo a la papelera. Como aumentarla?

  • Una buena segmentación de nuestra base de datos con un buen software de personalización es el camino para conseguir adaptarnos al mayor número de destinatarios.
  • En ese sentido cabe tener en cuenta la diferencia entre calidad y cualidad del contenido. Si bien debemos ofrecer contenidos de calidad al usuario, las cualidades o características del mismo deberán ajustarse a los objectivos establecidos en la campaña y a empatizar con el destinatario.
  • Y es que adaptarse al usuario es una consecuencia de ponernos en su lugar. Así que probar nuestras campañas en nuestros propios webmails y outlooks o usar un software de envío masivo que ofrezca vistas previas en los buzones más habituales es un punto a tener en cuenta.

*Frase falsamente atribuida a Keynes, proveniente del proverbiario inglés. Pero no nos pudimos aguantar la broma. Mil disculpas.

 

Sin comentarios

Deja un comentario