Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Errores habituales en la elaboración y creación de newsletter (1)

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

El objetivo principal de un boletín informativo o comercial es comunicarte con los suscriptores para hacerles llegar tu mensaje, producto, etc. Pero no es oro todo lo que reluce.

Ejemplo de newsletter bien elaborada - Sarbacán

Ejemplo de newsletter bien elaborada – Sarbacán

Adquirir una buena base de datos requiere tiempo y esfuerzo. Lo más importante es que los suscriptores hayan dado su consentimiento previo a través, por ejemplo, de un formulario de inscripción con el objetivo de aceptar las newsletter que enviemos. Sin embargo, existen multitud de malas prácticas que arruinarán la reputación del emisor, llegando incluso a convertirle en un spammer.

1. Comprar bases de datos: este es el error más común y el peor que cometen los emisores de newsletter. Para que una comunicación sea efectiva lo más importante es que los destinatarios estén receptivos con las campañas enviadas.

2. No usar el doble opt-in: una vez el nuevo usuario rellena el formulario de inscripción, lo óptimo es que el remitente le envíe un mail solicitando la confirmación del registro. Más vale una base de datos de usuarios verdaderamente interesados que una muy numerosa que no aporte resultados.

3. Solicitar demasiada información en el formulario de inscripción: hay que afinar mucho en cuanto a la información que solicitamos ya que, si el formulario es demasiado largo, perderemos suscriptores, además de ser una práctica que genera desconfianza.

4. No tener una dirección de envío reconocible: nada más fácil que poner el nombre de la empresa en el campo ‘De’. Evitarás que muchos de tus emails acaben en la papelera; por norma general, quien no reconoce al emisor del mensaje lo borra sin abrir. Además, es conveniente usar siempre la misma dirección para generar confianza.

5. Redactar un ‘Asunto’ absurdo: puesto que una newsletter tiene una finalidad informativa o comercial, lo mejor es expresar la propuesta en pocas palabras de forma clara y sencilla. Si ofrecemos un descuento a nuestros clientes, podemos poner “Sarbacán premia su fidelidad con un 20% de descuento”.

6. No adjuntar una dirección física y un teléfono: tener una ubicación y un teléfono válido que pueda solucionar los problemas de los clientes en un momento dado aporta legitimidad a tu negocio e incrementa la confianza que los destinatarios tienen puesta en ti y en tu negocio.

7. No segmentar los envíos: programas profesionales como Sarbacán ofrecen la opción de segmentar los envíos en función de nuestros intereses o los de los destinatarios: si son clientes o no, en función de dónde viven, de sus gustos, etc.

8. Enviar contenidos irrelevantes: cuando nos suscribimos a una newsletter esperamos recibir una serie de contenidos que nos aporten algo más allá de la molestia que puede ocasionar en ciertos momentos abrir un email. Por ello debemos enviar un boletín si tenemos algo que decir, sino, más vale esperar al momento adecuado.

Idea original de Silvia Chauvin

Haz clic aquí para acceder a la segunda parte del documento

 

Sin comentarios

Deja un comentario