Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Cómo saber por qué no ha llegado un correo electrónico

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Nada puede garantizar el éxito total de una campaña de emailing. Por eso es importante usar una plataforma de envío profesional que filtre las direcciones inválidas e indique qué mails no han llegado y quiénes se han dado de baja o nos han marcado como spam.

Un programa profesional de emailing como Sarbacán (con suscripción Premium) te proporciona la gestión automática de las listas de estos mails que no llegan o que, directamente, sus destinatarios no quieren que les llegues. Vamos por partes: los rebotados son aquellos mails que no llegan al buzón del destinatario por motivos como que la dirección no está bien escrita, el mail no existe, el buzón de correo está lleno…

Con el programa Sarbacán se realizan automáticamente estas listas para que sepas que mails han sido rebotados y el programa ya no los volverá a incluir en tus próximos envíos. Además, si ya tienes una lista de rebotados por un envío anterior a otro programa diferente, Sarbacán te permite importar esta lista para que tampoco se hagan más envíos a las direcciones que ya te rebotaron anteriormente.

Las listas negras, son en este caso una enumeración de aquellas direcciones en las que el e-mail ha llegado pero el destinatario ha solicitado la baja porque no quiere recibir más envíos del emisor. En estas circunstancias, Sarbacán también elabora una lista para que no se envíe nada más a estos destinatarios. El propio usuario puede añadir listas negras.

Finalmente, los mails clasificados por Sarbacán como quejas, son aquellos que han recibido el emailing pero al llegar a su buzón de correo electrónico lo califican como spam o no deseado. En este último caso –igual que con los rebotados y las bajas- Sarbacán no volverá a hacer ningún envío a estas direcciones.

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario