Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

[ BIG FAIL ] 7 errores comunes al crear newsletter

[ BIG FAIL ] 7 errores comunes al crear newsletter

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Errores al crear newsletter

Siete pecados capitales que harán patinar tu newsletter hasta el inframundo y más allá

Cada día, miles de millones de correos electrónicos dan la vuelta al mundo. Con sus virtudes y sus defectos, las bandejas de entrada y de spam se topan con joyitas del emailing. Son newsletters con fallos que perjudican la campaña, fastidian al lector y dañan la imagen de marca del autor.

Por tanto, si quieres curarte en salud y llegar al corazón (y no a la bolsa de basura) de tus contactos, toma nota. Como ves, hemos seleccionado un surtido de fallos comunes que se realizan en email marketing.

7 errores al crear newsletter 🚫

La Biblia en verso
El Maestro Liendre
Sodoma y Gomorra
Pim-Pam sin descanso
OMG, ¡qué borde!
La fatiga visual
Buenas compañías

La Biblia en verso. Demasiado largo

En primer lugar encontramos el típico email cuyo asunto sabemos dónde empieza pero no dónde acaba. Te suena, ¿verdad? A veces me pregunto cómo pueden introducir tanta información en tan poco espacio. Debido a esto, la sensación de agotamiento visual, pereza y agonía soporífera se apodera del destinatario. Probablemente, incluso tú apostarías por eliminar el mensaje sin ni siquiera haber hurgado en su interior. Y tienes razón, es la reacción más lógica.

Además, si das tantos detalles al principio, ¿qué quedará para luego? Olvida ya los clichés de asuntos demasiado vistos y apuesta por frases cortas con palabras que inciten al lector. En resumen, aparte de ti el cáliz de la longitud y redacta sencillez.

El Maestro Liendre: de todo sabe y de nada entiende

Piénsalo, ¿a que también conoces a esa persona que siempre habla de todo pero que realmente no dice nada y, mucho menos, entiende de lo que dice? Quizás es cosa mía, pero si abro una newsletter y no encuentro un contenido directo, claro y específico, pues no me fío.

Son dignos de atención los numerosos correos basura opacos que, camuflados, persiguen algún tipo de acción ilegal o simplemente insertarnos un virus en el equipo. Por tanto, si una newsletter no muestra un objetivo claro que ayude al lector a saber qué quiere de él, irá directamente a la carpeta de spam previa baja del servicio efectuada por el destinatario.

Sea lo que sea lo que buscas (una visita a tu web, la cumplimentación de un formulario, la descarga de un vale-descuento…) ¡házselo saber! Sé conciso con tu mensaje y añade botones Call-To-Action que guíen visualmente al lector hacia la acción requerida. Ya sabes, uno de los errores al crear newsletter más comunes es no ser transparente y convertirse en un Maestro Liendre, así que aplícate el cuento y no divagues.

Sodoma y Gomorra. Correos para todos

A ver, a ver… explícamelo, ¿por qué has enviado tu campaña a millones de contactos, a diestro y siniestro, sin control alguno? Probablemente, tu respuesta sea fruto de la ambición. Debido a ello, has enviado tu campaña a millones de contactos persiguiendo llegar más lejos. Siempre con el anhelo de generar más beneficio has caído en la trampa del novato: menos es más.

En consecuencia, tu alcance solo ha producido el crecimiento de la tasa de bajas y no tanto de tu bolsillo. Es especialmente relevante aclarar que no por más envíos, más beneficio. Esto es muy fácil: no todos tus contactos son iguales, por tanto, no tienen ni las mismas necesidades ni los mismos gustos. Entonces, como somos seres individuales, queremos que nos conozcan y tranten por igual. Y a esto se le llama realizar una segmentación óptima a la base de datos.

Pim-Pam sin descanso

Al mismo tiempo, otro de los errores al crear newsletter es la hiperactividad de algunos usuarios. Pim, pam, pim, pam, ahí, sin parar, todos los días un email, como si se tratara de una agenda electrónica descontrolada. Casi puedes imaginar lo que fastidia recibir mucho (demasiado) de alguien: rechazo, agobio, hastío.

Keep calm y respira. Es cierto, tienes razón, tampoco hay que permitir que se olviden de nosotros. Pero déjame decirte que una buena estrategia de email marketing realiza, a lo sumo, un par de envíos semanales. Sin agobios y sin prisa no hay que saturar a los destinatarios, sino ofrecerles contenido relevante en el momento adecuado.

Errores al crear newsletter: OMG, ¡qué borde!

Al contrario de lo que mucha gente piensa, enviar email marketing no consiste en bombardear comercialmente a los destinatarios. Obviamente, las malas maneras están más que descontadas. Vamos, con lo difícil que es llegar al inbox y destacar con la competencia que hay, como para encima, ser bordes.

Pese a todo, no hay nada que no tenga solución. Si quieres evitar caer mal a los contactos, comienza tus newsletter saludando, presentándote, dando los buenos días/tardes… Sonríe y la vida te sonreirá, quizás, con un boca a boca agradable que aporte nuevos destinatarios a tu base de datos. Además, sin concluyes tu mensaje despidiéndote, dejando tus datos de contacto y deseándoles algo bonito…¡te los has ganado, encanto!

Una dosis de fatiga visual

Primero de todo, ¿por qué vas a repetir el mismo diseño de newsletter si tienes más de 800 plantillas disponibles? Parece que la fatiga visual va in crescendo a medida que mandas, siempre, lo mismo.

A ver, esto es como todo. Recuerda que aburrir o ser monótono pasa factura pues cada día recibimos cientos de estímulos de todo tipo. Como resultado, nuestra atención es la subasta perfecta al mejor postor y, por tanto, debemos encontrar la manera de llamarla y cautivarla. Es por ello que te recomiendo variar el tono, la forma, el color, el tamaño, el diseño, el vocabulario, la sintaxis…¡todo! Aprovecha los eventos especiales como San Valentín, Navidad, Día de la Madre y personaliza cada acción con el contexto adecuado.

No rodearse de buenas compañías

Llegados a este punto ya tocaba decir las cosas claras. De nada sirve invertir esfuerzos en crear la campaña perfecta si caes en uno de los errores al crear newsletter más frecuentes: no usar una buena aplicación de emailing.

En resumen, si juegas bien tus cartas, contarás con acceso ilimitado a una aplicación de escritorio exquisita. Verás estadísticas en tiempo real, tendrás un arsenal de plantillas a tu disposición, crearás campañas para todos los formatos de pantalla y estarás acompañado de una asesoría de lujo. Por tanto, seas de Windows o de MAC OS, tengas acceso a Internet o no, deja de liarla parda y ¡descárganos!

Probar Mailify gratis

Sin comentarios

Deja un comentario