Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

El remitente del e-mailing

El remitente del e-mailing

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Cuando recibes un email, lo primero que haces es mirar el remitente y establecer prioridades entre unos y otros a la hora de leerlos. Mirando el emisor, decides incluso borrar directamente algunos mensajes o marcarlos como spam. De ahí que el remitente sea uno de los elementos más importantes del e-mail marketing.

remitente e-mailing sarbacan software

Foto: Pimkie

Para aumentar la tasa de apertura de nuestros mensajes o newsletters, es importante asegurarnos de que el destinatario nos identifica correctamente. De nada nos servirá haberle pedido su consentimiento para enviar emails comerciales si después no es capaz de saber quién somos y nos considera correo no deseado que enviará directamente a la papelera o marcará como spam. Para evitar eso, sigue estos consejos:

Utiliza un nombre de remitente claro

No confundas al receptor y haz que te identifique rápidamente. Por ejemplo, si nuestro destinatario nos conoce por nuestro blog, utilicemos como remitente el nombre de éste. Si, en cambio, tenemos una relación más personal, utilicemos nuestro nombre y apellidos. Simplemente piensa cómo te conocen las personas a las que vas a enviar la newsletter.

Pon un remitente corto

Depende del servidor de correo electrónico que use el destinatario, el espacio para que aparezca el remitente será mayor o menor. Hay que tener también muy en cuenta que cada vez se consulta más el e-mail por teléfono móvil, que aún tiene menos espacio para mostrar el nombre. Para estar seguro que aparece en todos los servidores y en todos los dispositivos, pon un nombre de remitente corto.

Usa siempre el mismo remitente

Como hemos dicho, el remitente es uno de los elementos identificadores. Por lo tanto, no lo cambies. Los destinatarios se acostumbrarán a un remitente y, si lo cambas, puede que no te reconozcan.

Poner un nombre de remitente que cumpla con estas características es muy fácil con un programa de e-mail marketing como Sarbacán, que te permite editar esta información. En la pestaña ‘Encabezado’ se puede editar tanto la dirección del remitente como el nombre para mostrar. Es muy fácil y realmente útil y eficaz.

 

Sin comentarios

Deja un comentario