Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Elementos del e-mailing

Elementos del e-mailing

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Los elementos del e-mailing

La lista definitiva para el envío de newsletters

 

Si ya tenemos claro el objetivo y a qué destinatarios, previamente segmentados vamos a enviar nuestra campaña, llega el momento de ponernos con el contenido. Pero primero hay que saber qué elementos del e-mailing debe tener nuestro mensaje.

 

Elementos del e-mailing, toma nota:

 
– Remitente

Suele ser el gran olvidado y es, sin embargo, uno de los elementos más importantes. Con él puedes inspirar confianza a tus destinatarios o hacer que sean reacios a abrir tu correo electrónico si no son capaces de identificarte. Lo mejor es poner el nombre de tu empresa o el de uno de sus departamentos.

– Asunto

Es el otro elemento clave, junto con el remitente, para que el receptor abra o borre tu e-mail comercial. Tiene que ser corto, claro, conciso, atractivo… En definitiva, tiene que llamar la atención de los destinatarios. Pero también tiene que pasar los filtros anti-spam (por eso, evita las palabras que utilizan los spammers, como gratis). Un buen asunto es clave en tu tasa de apertura y entrega.

– Encabezado

El header o encabezado del email contiene el logo de la empresa y su eslogan. También tiene un link para ver la copia web del correo electrónico –por si alguien tiene problemas para verlo correctamente–  y puede incluir el enlace de baja, aunque suele ser más habitual encontrarlo en el pie del mensaje. Si es un correo electrónico promocional, debe llevar la palabra publicidad.

– Introducción

Son las primeras líneas del mensaje, las que el destinatario va a ver si abre el e-mail, aunque decida no hacer scroll. Tiene que ser interesante para el receptor, que le incite a continuar leyendo tu correo electrónico.

– Cuerpo del mensaje

Si hemos conseguido que abra el correo y, una vez dentro, que quiera leerlo, más nos vale no decepcionar al destinatario. El formato dependerá del tipo de mensaje que queramos enviar. Si es un email comercial, céntrate en una sola idea y utiliza un lenguaje sencillo y directo.

– Call to action:

Lo más probable es que quieras que el destinatario reaccione con tu correo electrónico y que compre tu producto, visite tu página web, solicite más información… ¡Pónselo fácil! Coloca un enlace o un botón llamativo que incite al receptor a hacer clic en él.

– Landing page:

¿Dónde llegan los destinatarios cuando han hecho clic en el call-to-action? La landing page, aunque no es propiamente un elemento del e-mail, es tan importante como éste. De nada nos sirve que lleguen allí si después no saben qué hacer o no les interesa. Tiene que ser coherente con el correo electrónico que has enviado y hacer que finalicen la acción que esperas de ellos. Tiene que estar bien estructurada, ser clara y sencilla y no entretener demasiado a los usuarios.

– Pie del mensaje:

Finalmente, en el pie del mensaje colocaremos más elementos que den confianza al receptor, como los datos de la empresa, la política de privacidad y el link de baja si no lo hemos puesto en el encabezado.

– La herramienta de emailing:

Casi se nos olvida. No podemos enviar campañas y aprendernos todos los elementos del e-mailing si no contamos con una herramienta adecuada, completa y especializada que nos sirva para poner en práctica nuestros mensajes y diseñar newsletters con total facilidad. Hablamos de Mailify, que cuenta con un mes de prueba para que te familiarices con todos los elementos y te conviertas en profesional del emailing. ¿No te lo crees? ¡Compruébalo!

Probar Mailify gratis
Una vez listo el contenido, tenemos que comprobar antes del envío que cumple con todas las normas anti-spam, hacer una prueba para estar seguros de que se visualiza correctamente en distintos programas de correo y hacer la versión texto para que nuestro trabajo sobre el contenido también se vea bien cuando se abra desde los smartphone. Una vez terminada la versión texto, las vistas previas y hecha la prueba de envío, ya se puede tranquilamente realizar el envío de la campaña con todos los elementos del e-mailing.

1 comentario

jngfn

about 7 años ago

es super buenho esto

Responder

Deja un comentario