Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Enviar mailing al spam: BIG FAILS que no debes cometer

Enviar mailing al spam: BIG FAILS que no debes cometer

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Enviar mailing al spam es la peor pesadilla al hacer email marketing

¿Quieres evitar caer en el correo basura? Fíjate en estos ejemplos de BIF FAILS sobre lo que NO hay que hacer ?

Ya te hemos contado en más de una ocasión qué tienes que tener en cuenta para no convertirte en un spammer. He rebuscado en la carpeta de correo no deseado de mi webmail y he seleccionado la crème de la crème para que veas qué es lo que NO debes hacer si no quieres enviar mailing al spam.

? Sin asuntos y usando spamwrods

Seguro que todos tenemos correos parecidos a estas ‘perlas’ en la bandeja de spam, ¿a que sí? Y… ¿alguna vez os habéis preguntado por qué han llegado ahí? En este caso es porque, aparte de ser máquinas sin alma enviando mensajes a millones de contactos (no recuerdo haber dado mi consentimiento para recibir informaciones de este tipo), han dejado el asunto en blanco, no han especificado un remitente humano y personal y, para más inri, han usado palabras calificadas como spamwords por los filtros anti-spam.
enviar mailing mailify spamwords
enviar mailing mailify newsletter
Recuerda que si no especificas un remitente tipo «Carlos de Mailify» que sea fácilmente identificable para los suscriptores e insertas en su lugar una dirección de email que contiene una de las palabras prohibidas, lo más probable es que los filtros anti-spam desaten las alarmas y envíen el correo directamente a la basura.
Además, en el caso de los porcentajes, también hay que tener cuidado porque se puede considerar publicidad engañosa o intrusiva (demasiado comercial). Si quieres incluir o anunciar ofertas, descuentos o promociones, nada mejor que redactar un buen asunto con gancho (que den ganas de abrir el correo) y dentro incluyes imágenes que ilustren con los porcentajes, que sean llamativos… ¡tendrás mejores resultados que jugándotela con el spam!

? Enviar mailing al spam ofreciendo contenido irrelevante, falso, engañoso

Vas a ver lo que ocurre con los siguientes tres ejemplos cuando envías contenido irrelevante sin conocer al destinatario y sin haber segmentado tus envíos, independientemente de que sean máquinas spammers o no. ¿Con qué nos encontramos? Con una «compañía de seguros» que me ofrece un «seguro coche barato» como remitente utilizando dos spamwords de tres palabras. Además, comete un gran error, ¡NO TENGO COCHE! Menos mal que los filtros anti-spam actuaron porque si llego a recibirlo en la bandeja de entrada, yo mismo lo hubiera enviado al «no deseado», porque realmente no deseo ese tipo de mensajes si no tengo coche.
enviar mailing al spam mailify remitente
¿Y en el resto de casos? El último de ellos es totalmente absurdo, puesto que no se entiende ni quién lo envía ni lo que quiere transmitir, siendo probablemente un virus o algo parecido. En la posición de en medio aparece un mensaje que parece provenir de «Amazón». Sería de extrañar que una empresa como Amazon cometiera spam en sus envíos, por lo que probablemente sea algún tipo de versionado malintencionado. Pese a todo, tanto si es la marca o no, no han sabido tampoco acercarse a los lectores porque, en concreto, todas las marcas que enumera en el asunto… ¡NO CONOZCO NINGUNA! Por tanto, no me conocen y producen rechazo y poca cercanía.

? Abusar de los envíos y no incluir enlace de baja

Si quieres saber cómo puedes evitar enviar mailing al spam sigue estos consejos que te ayudarán en tu estrategia de email marketing. Igualmente te adelantamos que enviar con demasiada frecuencia también puede considerarse como envío de carácter intrusivo y puede ser penalizado.
Del mismo modo, no incluir el enlace de baja es motivo de rechazo de envío del mensaje para cualquier aplicación de emailing que se precie, puesto que es ilegal no dar la opción de abandonar pese lo que nos pese.

 

Sin comentarios

Deja un comentario