Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

¿No-reply? No olvides que el mailing es un canal de comunicación

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Para que nuestras comunicaciones vía mailing sean un éxito debemos cumplir con ciertas nomas, como por ejemplo, usar una dirección de envío y de respuesta de confianza.

No-reply, usa el mailing para comunicar

No-reply, usa el mailing para comunicar

El receptor del mensaje puede contestar aunque la dirección diga explícitamente ‘no-responder’. Este tipo de direcciones existen para lidiar con los filtros anti-spam; sin embargo, es probable que no sean consultadas jamás. ¿Por qué? Muy sencillo: las empresas que usan estos correos cuentan con otras direcciones de respuesta en su página web.

De esta forma, el usuario tendrá que ingresar en la web e incluso rellenar un formulario de contacto; así, la empresa amplía su base de datos. Y es que hay comunicaciones que simplemente desean informar a los usuarios, por lo que no se espera una respuesta inmediata ni el inicio de una conversación.

En definitiva, el uso de direcciones no-reply@xxx.com es una forma de canalizar destinatarios y obtener más información de los mismos.

No es una práctica recomendada

Porque el destinatario se sentirá más cómodo y atraído por una empresa que cuenta con direcciones reales que con este tipo de emails: parecen falsos y no inspiran confianza. Como consecuencia, la buena imagen de nuestra empresa puede verse afectada.

Por norma general, los mailings se envían desde correos electrónicos tales como marca@marca.com; una práctica que influye directamente en la capacidad de entrega de un envío masivo.

Usa el mailing para comunicar y mantener un feedback

El email marketing bien realizado es un método de diálogo entre quien envía el mailing y quien lo recibe. Para mantener ese contacto, el receptor debe poder responder de la forma más sencilla posible. De ahí la gracia de introducir una dirección de respuesta empresarial o personal, para llegar al destinatario y decirle «sí, aquí estoy para ayudarte», sin necesidad de decirlo.

Y es que, a modo de resumen, si la gente responde a un mailing, mejora la reputación y por tanto, la tasa de entrega del mensaje.

 

Sin comentarios

Deja un comentario