Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Moderación y revisión de campañas de email marketing

Moderación y revisión de campañas de email marketing

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Para que los envíos de correo masivo que realizamos desde Mailify sean legales, hay que pasar previamente una fase de revisión de campañas.

Esta etapa consiste, básicamente, en que un grupo de técnicos revisa el contenido del envío, la base de destinatarios y los requisitos legales de ambos casos. De esta forma Mailify mantiene su reputación con los filtros anti-spam.

A nivel de mensaje, Mailify no permite enviar campañas cuyo contenido sea violento, obsceno, pornográfico, blasfemo, ofensivo o discriminatorio; tampoco permite promocionar negocios más sensibles como juego online, casinos, videncia, adelgazamiento…

Siguiendo la misma línea no es posible realizar envío de emails a direcciones de correo que el cliente haya podido obtener en un CD, DVD o a través de alguna plataforma, ya que es probable que se incumpla la ley 15/1999 de protección de datos personales.

El envío se realiza solo si se cumplen todos los requisitos

Respecto a los destinatarios, Mailify comprueba que la base de datos es opt-in, es decir, que los destinatarios han dado su consentimiento previo. Esto se hace a través de un proceso técnico: si Mailify sospecha que la base de datos no es legal, o que se trata de spam, no hará el envío.

La revisión de campañas no afecta a los envíos legales realizados a través de la plataforma, es más, la mayoría de usuarios de Mailify no tienen problemas con la moderación ya que, si usan un programa de emailing profesional como el nuestro, es porque conocen la normativa respecto a los envíos masivos.

Es muy recomendable pedir opinión a expertos en email marketing antes de enviar campañas: proveerán consejos para optimizar la tasa de entrega y los resultados finales de la operación.

 

Sin comentarios

Deja un comentario