Tu opción para las cookies de esta página

Las cookies son indispensables para el correcto funcionamiento de nuestras páginas web.
Las utilizamos para mejorar tu experiencia de usuario y, en concreto, para guardar tu identificador, pero garantizando la confidencialidad de tus datos. También las usamos para fines estadísticos para optimizar la funcionalidad de nuestra página y para ofrecerte el contenido más pertinente posible. Haz clic en «Aceptar y continuar» para aceptar nuestras cookies y seguir navegando o en «Más información» para acceder a información detallada sobre el tipo de cookies y elegir y desactivar algunas de ellas. Saber más

  • Servicio al Cliente keyboard_arrow_down
0805 280 201 Llamada gratis
done Tu dirección ha sido guardada
close
error_outline Email inválido
close
Prueba ahora

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Remarketing: ¿Qué es y cómo se usa?

Remarketing: ¿Qué es y cómo se usa?

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Según datos de Google Think Insights, el 96% de las personas abandonan una página web sin convertirse en clientes reales y el 70% deja el sitio en el momento que ya tiene productos en el carro de compra.
 
Por razones como ésta, nace el Remarketing.
 
Aplicando esta estrategia, se crean anuncios personalizados y específicamente diseñados para los usuarios que visitaron previamente algún site.
 
¿Alguna vez te has preguntado cómo es posible que luego de visitar una página web, tu experiencia de navegación se ve plagada de publicidad sobre ese producto o servicio?
 
La mayoría de las veces se debe a que no completaste el ciclo de compra en algún sitio e intentan acercarse a ti de otra manera, recordándote siempre que ellos siguen ahí y ofreciéndote de nuevo su producto o servicio, o alguno parecido.
 
Surgió como respuesta a la necesidad de comunicarse, eficazmente, con antiguos visitantes y transformarlos en leads.
 
Y, aunque para algunos usuarios puede resultar molesto porque aparece en forma de pop-ups y hasta donde menos lo imaginas, muchos especialistas del Marketing Digital lo consideran como una de las soluciones más orientadas hacia el retorno de inversión (ROI).
 
En este artículo te mostraremos cómo funciona, cuáles son sus principales ventajas y cómo es utilizado para aumentar la presencia de una marca en el mundo digital eficazmente.
 

¿Cómo funciona una campaña de Remarketing?


 
 
1. Un usuario visita una página web.
 
2. Un proceso interno lo marca como visitante.
 
3. Es añadido a una lista de remarketing.
 
4. Se diseña una campaña de remarketing orientada al tipo de audiencia a la cual pertenece.
 

La mayoría de las veces, cuando una persona está buscando algún producto o servicio en Internet, revisa diversas opciones antes de tomar la decisión final.
 
Esto quiere decir, entonces, que no completa el ciclo de compra (muchas veces ni lo comienza) en el resto de las páginas visitadas, por tanto, entra a una lista de remarketing.
 
Para crear estas campañas, los marketeros utilizan herramientas como AdRoll o Google Adwords con el objetivo de segmentar y geolocalizar a la audiencia, colocando cookies y banners en diferentes sitios web, monitoreando su comportamiento, entre otros.
 
Este paso es básico: La creación de listas segmentadas. Esto permitirá enviar el contenido adecuado.
 
Las herramientas nombradas anteriormente te ayudan a lograrlo gracias a la aplicación de códigos o etiquetas que influyen en los filtros.
 
Además, se pueden asignar URLs personalizadas de acuerdo a cada grupo o audiencia, permitiendo escoger la plataforma a utilizar, garantizando que serán vistas por el público adecuado.
 

¿Cómo configurar una campaña de Remarketing?


 
Primero que todo, es necesario que sepas que la efectividad de una campaña de Remarketing dependerá de cuando comiencen a funcionar las listas y para ello se requiere de, mínimo, 100 visitantes activos durante un lapso de 30 días. Esto se debe a que, de lo contrario, será difícil determinar cada audiencia.
 
Como ya lo comentamos antes, lo más importante que debes hacer es crear listas segmentadas. El resto dependerá de la herramienta que estés utilizando para crear la campaña, pero suele ser un proceso con códigos HTML.
 
Imaginemos que tenemos una página web en donde vendemos zapatos para niños. Podemos crear diferentes listas de Remarketing basándonos en el comportamiento del usuario en nuestra web. Por ejemplo: “Usuarios que buscaron sandalias”, “Usuarios que buscaron zapatos deportivos para niños” “Usuarios que llenaron el carrito pero no pagaron”, “Usuarios que compraron”, entre otras.
 
Cuando ya tenemos esta información clasificada podemos crear anuncios destinados a ellos exactamente. Por ejemplo, a alguien que estaba en la lista de “Usuarios que llenaron el carrito pero no pagaron”, le podemos recordar esos productos que dejó abandonados y/o mostrar opciones parecidas que quizá puedan gustarle más o adaptarse mejor a sus necesidades.
 
También podemos lanzar publicidad de descuentos y/o promociones destinadas a esos productos.
 
Los usuarios que sí culminaron el ciclo de compra no son 100% descartados. Si ya se interesaron una vez en nuestra marca, quiere decir que podemos ofrecerle algún producto o servicio nuevo, algo que, de seguro aún no tienen y sabemos que puede llamarles la atención.
 
También podemos personalizar el tiempo que el usuario pertenecerá a esa lista y, por consiguiente, hasta cuándo verá nuestros anuncios, así como también la periodicidad con la que lo harán.
 

Ventajas del Remarketing:


 
Cuando se cumplen los requerimientos de segmentación de los visitantes, las campañas de remarketing ofrecen excelentes ventajas para tu negocio:
 
– Entrega de material personalizado = mayor número de conversiones: La razón por la cual segmentar las listas es tan importante. Al entregarle al usuario exactamente lo que busca, será más fácil lograr su conversión.
 
– Mantienes viva a tu empresa: Aplicando campañas de remarketing colaboras con la memoria de tu cliente. Le recuerdas que la empresa por la cual se interesó una vez, sigue ahí.
 
– Ampliación del alcance: En vista de que el público ya está segmentado, permite automatizar mejor el proceso de entrega de los anuncios a una mayor cantidad de consumidores en menor tiempo.
 
– Reducción de gastos: Permitiendo llegar a mayor cantidad de clientes en menos tiempo, el gasto (o inversión, mejor dicho) será menor. Esto se debe a que disminuye, también, el número de horas dispuestas a lograrlo y, como el impacto de los anuncios es mayor y arrojan mejores resultados, es más factible que quienes vean el mensaje se conviertan en Leads.
 
– Aumento de presencia de la marca: apareciendo en varias páginas web, la empresa podrá ser más reconocida digitalmente, en donde es bastante difícil sobresalir, ante tantas opciones.
 
Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta para llevar a cabo una campaña de Remarketing?
 
Tomando en cuenta lo que hemos dicho sobre ello, podemos determinar que, para obtener resultados positivos y mejoras en el ROI, debemos:
 
– Crear el mayor número de listas segmentadas posibles. Ser minuciosos y específicos.
 
– No olvidarnos de los usuarios que completaron los ciclos de compra anteriormente.
 
– Incluir imágenes llamativas en nuestros anuncios.
 
– Adaptar el mensaje, lo mejor posible, a quien vaya dirigido, dependiendo de cada lista.
 

Por otra parte, al final se pueden conocer los resultados de la campaña, permitiendo determinar cuántas personas dieron click al anuncio, cuántas se convirtieron en leads y cuántas en clientes.
 
En definitiva, el Remarketing es una herramienta efectiva para incluir en estrategias de Marketing Digital debido al “ahorro” de presupuesto que representa, a pesar de ser “invasivo” para muchos.
 
Autor: Genwords

Sin comentarios

Deja un comentario


Prueba ahora