Tu opción para las cookies de esta página

Las cookies son indispensables para el correcto funcionamiento de nuestras páginas web.
Las utilizamos para mejorar tu experiencia de usuario y, en concreto, para guardar tu identificador, pero garantizando la confidencialidad de tus datos. También las usamos para fines estadísticos para optimizar la funcionalidad de nuestra página y para ofrecerte el contenido más pertinente posible. Haz clic en «Aceptar y continuar» para aceptar nuestras cookies y seguir navegando o en «Más información» para acceder a información detallada sobre el tipo de cookies y elegir y desactivar algunas de ellas. Saber más

  • Servicio al Cliente keyboard_arrow_down
(646) 867-2537 Llamada gratis
done Tu dirección ha sido guardada
close
error_outline Email inválido
close

¿Por qué debo personalizar mi dominio de envío?

La personalización de nombres de dominio tiene varias ventajas para tu empresa:

  • Mejora tu reputación de remitente y reduce drásticamente el riesgo de caer en el spam
  • Evita el robo de identidad y cuida tu imagen
Mejore su reputación y la entregabilidad de sus campañas.

Originalmente, los filtros de spam se basaban en el principio de la reputación de las direcciones IP. Se crearon listas negras de direcciones IP consideradas "spammers" para detectar a los spammers y filtrar sus correos electrónicos. Desafortunadamente, los spammers han eludido esta regla cambiando su dirección IP muy frecuentemente, haciendo virtualmente imposible identificarlos.

Para remediar esto, los ISPs y los principales webmails han extendido sus reglas de conducta para controlar la reputación de los emailers.


Este control pasa por 2 niveles principales:

El primer nivel se refiere a la autenticación. Este es el análisis del nombre de dominio que envía el correo electrónico (de). Esto debe ser validado por una configuración correcta de su firma DKIM y registro SPF. Estas dos tecnologías autentican una o más direcciones IP, por ejemplo las de Mailify, como autorizadas para enviar correos electrónicos desde su nombre de dominio.

El segundo nivel se refiere al sitio al que los enlaces e imágenes incluidos en tu correo. Para medir el número de clics en estos enlaces, las plataformas de emailing configuran enlaces de redirección utilizando un nombre de dominio elegido por la plataforma de envío. Lo ideal es que estos enlaces utilicen el mismo nombre de dominio que tu sitio web.


Configurando tu nombre de dominio en Mailify, puedes personalizar tu dominio de envío y los enlaces de rastreo de comportamiento.

Esto te permite no sólo controlar completamente tu reputación como remitente, sino también optimizar el éxito de tus envíos.

En efecto, los nombres de dominio utilizados por defecto para el envío de tus campañas y la monitorización del comportamiento son dominios compartidos: no están vinculados al nombre de tu empresa ni a tu actividad y son utilizados por todos los usuarios de Mailify que no disponen de un dominio personalizado.

Al personalizar tu dominio te aseguras de la mejor forma que tus correos electrónicos sean considerados "seguros" por los ISPs y los principales Webmails.


Evite el robo de identidad y cuide su imagen

Es posible que hayas oído hablar del robo de identidad. Aquellos individuos que se apropian de la identidad de otros para llevar a cabo acciones fraudulentas (compras por ejemplo) al amparo de una identidad falsa.

Bueno, en el correo electrónico, el mismo principio puede aplicarse... Es muy sencillo para un individuo crear una dirección "tu-empresa@gmail.com" y pretender ser tú. Este tipo de dirección puede parecer sospechosa para tus lectores pero también para algunos servicios anti-spam.

Los ISP (proveedores de servicios de Internet) y los principales clientes de mensajería (Outlook, Gmail, Yahoo, Orange, etc.) se han adaptado a este tipo de prácticas y han reforzado su política de filtrado antispam.

De hecho, ¿por qué aceptarían entregarles correos electrónicos que les parezcan sospechosos? ¿Por qué permitirían que los correos electrónicos de "tu-empresa@gmail.com" con enlaces en el cuerpo del mensaje apunten todos a "www.tu-empresa.com"?

Uno de los criterios utilizados para determinar si tu correo electrónico es legítimo o, por el contrario, se considera spam, es la coherencia de la comunicación. Si la identidad del remitente no es coherente con el contenido de tu mensaje (incluidos los enlaces), recibirá una calificación negativa que se añadirá a los demás criterios utilizados para medir la fiabilidad.

En el ejemplo anterior, la coherencia requeriría que sus correos electrónicos provengan de una dirección de envío "marketing@tu-empresa.com" o "nombre.apellido@tu-empresa.com" con enlaces a tu web alojada en el dominio "www.tu-empresa.com".

Por lo tanto, si ya tienes un sitio "www.tu-empresa.com" tienes todos los motivos en querer utilizar este dominio (o un subdominio de tipo "mail.tu-empresa.com") como dirección de remitente de tus mailings. Será aún más tranquilizador para los ISP, que estarán más inclinados a dejar que tu correo electrónico pase por la bandeja de entrada, y para tus destinatarios, porque tu dominio de envío inspirará confianza. Ellos serán capaces de identificar claramente tu marca como el remitente del correo electrónico y serán más propensos a abrir tus correos electrónicos.

¿Cómo personalizo mi nombre de dominio?

Si ya tienes un nombre de dominio y deseas configurarlo para enviar sus correos electrónicos con Mailify: Haz clic aquí.

Si aún no tienes un nombre de dominio y deseas comprarlo con Mailify: Haz clic aquí.

 

Prueba ahora